Avisar de contenido inadecuado
Expand

LOGROS DEL SINDICATO

LOGROS DEL SINDICATO = LOGRO DE LOS TRABAJADORES

• AUMENTOS SALARIALES
• PRESENTISMO
• COBRO DE QUEBRANTO DE CAJA
• COBRO DE ANTIGUEDAD
• PREMIO DE FIN DE AÑO
• TICKETS TATA POR APERTURA DE LOCAL
• TICKETS TATA POR LA ZAFRA ESCOLAR
• PAGO DE CARNE DE SALUD Y DE MANIPULADOR
• LICENCIA POR FALLECIMIENTO Y NACIMIENTO PARA EL PADRE
• LICENCIA EXTRAORDINARIA POR MATRIMONIO
• LICENCIA ESPECIAL PARA TRABAJADORES ESTUDIANTES
• UNIFORMES PARA MUJERES EMBARAZADAS
• SILLAS PARA EL PERSONAL QUE TRABAJA PARADO
• PAGO DE MEDIA JORNADA PARA MAMOGRAFÍA POR AÑO
• PAGO DE MEDIA JORNADA PARA EXÁMEN DE PROSTATA
• COBRO DEL PRESENTISMO POR USO DE LICENCIAS ESPECIALES ENTRE OTRAS CONDICIONES
• IMPLEMENTOS Y MEDIDAS DE SEGURIDAD (ZAPATOS DE SEGURIDAD, FAJAS, CHALECOS REFLECTORES, PROTOCOLO DE DESCARGA, ETC)
• HORARIO DE CIERRE EL 24 Y 31 DE DICIEMBRE
• REGIMEN DE DESCANSO SEMANAL ALTERNO
• RETRIBUCCION EN CASO DE ENFERMEDAD Y/O AMPARO DEL SEGURO DE ENFERMEDAD
• INVENTARIOS PAGOS
• DESCUENTO POR COMPRAS EN AMBAS MARCAS
• DIA LIBRE DE CUMPLEAÑOS
• PASAJE DE CATEGORIA LABORAL POR ANTIGÜEDAD
• INCLUSIÓN DEL SALARIO VACACIONAL EN EL AGUINALDO
• AJUAR PARA RECIEN NACIDO

¿Qué estás esperando?

SUMATE AL S.U.N.T.T.

{
}
Expand

CONTACTOS DEL SUNTT

CONTACTOS DEL SUNTT
Secretariado Ejecutivo
Edgardo Parado (J.Lacaze) – Horas Sindicales – 091681505
Richard Mateo (Colón) – Organización – 091681490
Fabio Fernández (CDO) – Finanzas – 091681503
Fernando Barboza (CDO) – Salud, Seg. Higiene – 091681499
Iris Corrales (Maldonado) – Vocera – 091681496
Simón Areosa (San José) – Propaganda – 091681501
Comités Regionales
NORTE (Tacuarembó, Río Negro, Paysandú, Salto, Artigas, Rivera)
Sandra Montes de Oca (Rivera) – 091681498
Beatriz Chávez (Rivera) – 091650509

OESTE (San José, Colonia, Soriano, Durazno, Flores)
Edgardo Parado (Juan Lacaze) – 091681505
Martín Giménez (Trinidad) – 091428259

ESTE (Florida, Lavalleja, 33, Cerro Largo, Rocha, Maldonado)
Laura Barreto (Treinta y Tres) – 099801169
Iris Corrales (Maldonado) – 091681496

METROPOLITANO (Canelones, Montevideo)
Emilio Strazula (Colón) – 091077781
Fabio Fernández (CDO) – 091681503
Richard Mateo (Colón) – 091681490

Expand

NFORME COMISION DE SALUD

INFORME COMISION DE SALUD

La Comisión Bipartita de Salud, Seguridad e Higiene Laboral está funcionando en forma oficial a partir del triste suceso acontecido en el local de Mercedes donde en un accidente durante la descarga de camión el compañero Gastón Alberro perdió la vida en mayo de 2011, entonces se instauró la Comisión Bipartita de Salud, Seguridad e Higiene Laboral, por la empresa participa Marcos Lima y el prevensionista Rogtañol y por nuestro sindicato Fernando Barboza (CDO) y Eliana Zippone (Rosario). Esta comisión desde su conformación se reúne todos los meses para recibir todos los problemas que se detecten a raíz de las recorridas que se realizan en los locales de Tata en todo el país. En dichas reuniones se conforma un acta en la cual se ponen los puntos tratados, se plantean las distintas problemáticas de los locales y las posibles soluciones y los plazos para llevarlos a cabo, luego se ponen los próximos temas a tratar y se fija la fecha para la próxima reunión. Así funciona la Comisión de Salud. En estos 3 años de funcionamiento superamos las 30 reuniones largamente, con sus respectivas actas y seguimiento de todas las problemáticas en los diferentes locales.
Este año se realizaron varias recorridas por los locales de Salto, Tacuarembó, Minas, Young, Fray Bentos, Mercedes, Rocha, Treinta y Tres, Melo, San Carlos, Carmelo, Rosario, Juan Lacaze, Costa Urbana, Unión, Cordón, Malvín norte, Mercado Agrícola. Sin duda que en este informe no podremos abarcar toda la temática particular de cada local, pero lo que si vamos a informar en este informe es lo acontecido con los locales que se incendiaron (Salto, Costa Urbana).
En Salto durante la madrugada del 25/12 (Navidad) en pleno festejo y con el clásico lanzamiento de fuegos artificiales a media noche unas cañitas voladoras entran y caen encendidas sobre una malla sombra lo cual generó el incendio devastador. Al otro día viajamos hacia Salto llegando a la hora 6 y 30 a la ciudad y estuvimos todo el día acompañando a los compañeros que realizaron un trabajo espectacular con un calor insoportable durante varios días (de día y de noche) para sacar el local adelante, admirable la tarea y el compromiso de todos los compañeros. Un esfuerzo que se vio recompensado con la reapertura parcial del local el día 24 de enero de este año, ahí también concurrimos para verificar las condiciones que está el local y como quedó el tema de la seguridad y nos fuimos satisfechos por la higiene y seguridad en la que se estaba trabajando en poco tiempo volvió todo a la normalidad
En Costa Urbana el día 13 de enero nos encontramos con la noticia de un nuevo incendio, concurrimos inmediatamente (a pesar de estar en plena licencia anual) como corresponde para estar junto a los compañeros en esos momentos difíciles. también el compromiso de todos los compañeros fue admirable, hicieron tareas de limpieza y sacaron muchísima mercadería de la venta (toda la que estaba), el depósito se consumió totalmente y las oficinas junto al vestuario y comedor en este caso todavía a la fecha no se sabe que causó el incendio devastador, Bomberos sigue con la investigación y a la brevedad se informará oficialmente que es lo que ocurrió realmente, lo que también debemos resaltar en los tres casos de incendios (Melo, Salto y Costa Urbana) es que la empresa aseguró la fuente laboral de todos los trabajadores afectados. En Melo los compañeros se fueron colocando en el Hiper en distintos sectores respetando (en lo posible) sus mismas tareas, descansos y licencias. Afortunadamente en pocos meses se abrirá en el mismo lugar nuevamente el local con todos los servicios a estrenar, la obra avanza a buen ritmo y tendremos un local que dará trabaja a muchos compañeros.
En Salto se trabajó en la recuperación del local con un grupo de compañeros y el resto fue distribuido en el local Salto2 y en el Multiahorro de la Terminal, nadie fue al seguro.
En Costa Urbana también los compañeros realizaron una tarea muy buena, algunos hicieron trabajos en el local y otros en diferentes locales, y aquí también no se enviaron compañeros al seguro de paro, en estos momentos se está en plena reconstrucción del deposito y oficinas, seguiremos informando

 

Secretaría de Salud, Seguridad e Higiene Laboral

Expand

Analizando el convenio

Nuevos beneficios
Como nuevos beneficios que antes no teníamos y que nos otorga este convenio podríamos considerar la inclusión del salario vacacional en el cálculo del aguinaldo correspondiente al goce de la licencia.
Por ejemplo: Tomemos el caso de un trabajador especializado con un sueldo de $13.022 que trabajó los seis meses que se computa el aguinaldo sin faltar, sin realizar horas extras, complementos por nocturnidad, etc., tomando solo su salario “pelado” cobraría de aguinaldo $6.511 nominales, si tomamos el salario vacacional de $8.681 (en caso de tener 20 días de licencia), este monto se sumará a las demás sumas salariales en el periodo para calcular el aguinaldo que será en este caso de $7.234, lo que implica alrededor de un 11% más
Se agregó también el beneficio del 50% en la compra del almuerzo hasta un total de $130 en el sector de roticería y/o confitería y bebida sin alcohol. Solamente en los locales que no tengan sectores se aplicará el descuento para el sector fiambrería además de bebidas sin alcohol. La cifra de dinero se reajustará anualmente por IPC a partir del mes de enero de 2015. Para poder obtener el descuento mencionado, los trabajadores de TATA SA deberán presentar la cédula de identidad y la tarjeta Tata card, y aquellos que aún no posean la tarjeta mencionada deberán presentar el último recibo de sueldo
Otro beneficio incorporado es del ajuar para recién nacido, el mismo consiste en chupete, cepillo y peine de niña, set de mamaderas, bolsa varios diseños, talco, colonia, shampoo, jabón, pañales 40 unidades, conjunto para bebé, toallita, aceite corporal.
Ahora se pagarán $1038 nominales por los inventarios generales que se realicen fuera del horario habitual del trabajador (aparte de las 8 horas) por concepto de horas extras, se ajustará anualmente por IPC (inflación) a partir de julio/2014, la alimentación durante el mismo forma parte del beneficio
La alimentación para quienes trabajan en los feriados del 18 de Julio y 25 de Agosto también surgió con este nuevo convenio
Mejoras de beneficios ya obtenidos
En cuanto al premio de Fiestas Tradicionales se mantuvo el porcentaje del 40% del sueldo nominal para los trabajadores efectivos al 1º de diciembre (exceptuando los trabajadores contratados por un plazo determinado y trabajadores suplentes) y se aumentó el monto en órdenes de compras llegando a $3000 para trabajadores con jornadas de 44 horas semanales. Se agregó la condición de haber computado el 100% de asistencias y cumplidas todas las jornadas en forma completa en todo el mes de diciembre con las excepciones de licencias sindicales y las especiales. El dinero en efectivo se pasará a cobrar antes del 6 de enero y las ordenes de compra antes del 24 de diciembre. Cabe destacar que la empresa puso la condición de que se exceptuaba de percibir este beneficio al personal dependiente que ocupe cargos superiores a jefe de sección (encargados, gerentes, etc.) y/o que no cobren ningún tipo de premio o bonos por desempeño
Las partidas de $700 en ticket escolares se mantuvo en sus condiciones generales para su percepción agregándole que se aumentará por IPC a partir de marzo/2015 y por la cantidad de ticket por hijos (1 a 2 hijos = 1 partida; 3 a 4 hijos= 2 partidas; 5 o más hijos = 3 partidas), aunque ambos padres sean trabajadores el beneficio es uno.
Se extendió el beneficio de ascenso a los 6 meses de Auxiliar de ventas a auxiliar de ventas calificado a las categorías de Auxiliar de Servicio y Cajera Aprendiz que pasarán a Calificado, a partir de enero se comenzaron a computar los meses, exceptuando casos especiales (contratos a término y suplencias )
Beneficios mantenidos
Se mantuvo la tolerancia para no perder el beneficio de 1 hora de llegadas tardes y salidas antes de hora por quincena, se agregó que no se pierde el presentismo cuando se falta por control obligatorio de embarazo exceptuando casos especiales, pero no se aumentó el monto del presentismo que indica el laudo de los consejos de salarios como el convenio bipartito anterior que lo aumentaba en monto y en cantidad de trabajadores porque no comprendía a los subjefes y jefes de sección.
Los beneficios de día libre de cumpleaños, descuento del 10% en compras y por apertura de locales se mantuvo en las mismas condiciones. El beneficio de la retribución en caso de ausencia por enfermedad y por amparo del Banco de Seguro aparece en un convenio por primera vez aunque era un beneficio que ya gozábamos los trabajadores porque la empresa lo otorgaba unilateralmente.
Con este convenio se ha avanzado enormemente en muchos puntos, uno de los dos medios aguinaldos se verá incrementado (alrededor de un 11% más según el ejemplo), se aumentó al doble la partida de tickets tata para navidad, se incorporó el descuento del 50% para el almuerzo un importantísimo beneficio que implicaría un ahorro máximo de $1625 al mes para el trabajador (tomando como trabajados 25 días y en los que todos hubiera utilizado el monto máximo de compras), se incorporó también 12 artículos para el ajuar por nacimiento, se incrementaron las partidas de tickets escolares en relación a la cantidad de hijos estudiantes y se comenzará a ajustar anualmente por IPC, se extendió el ascenso de categoría por antigüedad a dos categorías más. Mientras que como único aspecto negativo podríamos considerar la condición de que para percibir el premio de fiestas tradicionales no se podrá faltar en el mes de diciembre. En resumen este convenio es ampliamente beneficioso para los trabajadores.

{
}
Expand

Informe sobre negociaciones de los convenios colectivos

INFORME SOBRE LA NEGOCIACIÓN DE LOS CONVENIOS COLECTIVOS
Consejos de salarios 2013
A partir del 30 de junio del 2013 nuestro convenio colectivo a nivel de rama caducaba.
Fue por ello que la gran masa trabajadora del sector supermercados nucleados en FUECYS, ya había comenzado una lucha que se extendió hasta fines de octubre.
Una lucha que si bien movilizo muchos compañeros, no fue lo suficiente para al final lograr nuestras reivindicaciones, ya que de 6000 afiliados un 30% fueron los compañeros que dieron la larga lucha.
Logramos poner a nivel publico lo que gana un trabajador de supermercados, y allí obtuvimos el apoyo de la población en general. Pero a las horas de las negociaciones con las patronales no nos iba tan bien, como que luego de un par de instancias solo lográbamos algo asi como $130 de aumento anual, algo irrisorio como provocante.
Luego vinieron ocupaciones, paros , trancazos, volanteadas en muchísimas bases de todos los sindicatos, y en donde el SUNTT, otra vez marco y pisó fuerte, ya que logró mover a muchos compañeros en las diferentes instancias en las que fuimos convocados.
Luego , el 30 de octubre, y luego de varios meses de lucha y en donde ya estábamos degastados, se votó en una asamblea nacional de delegados de supermercados en AEBU, por aprobar una plataforma, la cual a nivel SUNTT, no reflejaba la lucha y no llegaba a contemplar las expectativas que se habían puesto al principio de la lucha, y siendo así el único sindicato que votó en bloque y por la negativa a la firma del convenio.
Para reflexionar
Debemos ser críticos compañeros y entender que esto es una lucha de clases, y que si bien el gobierno es de izquierda, del lado de las patronales hay muchas presiones políticas, y pese a quien le pese, es asi, y en estas negociaciones si no movemos a todos llevamos la de perder, ya que es nuestra única arma, la de los compas en los diferentes paros, trancazos , etc..
Por ello hay que arrimar a todos al sindicato para que en los próximos consejos no nos pase lo mismo, debemos de afiliar y sacar a todos de los locales, o ustedes piensan que si sacamos al 80% de los trabajadores de todas las cadenas de supermercados no van a aflojar, no compas; claro que aflojan, el tema es hacer cabeza y convencer que es la única manera , la organización de los trabajadores, para lograr mejores logros y conquistas, tanto en lo salarial, como en las condiciones de trabajo, que hoy por hoy son pésimas.
Negociaciones bipartitas
Luego de la firma del convenio bipartito, donde si bien hubieron algunos avances, quedaron en el debe otras reivindicaciones las cuales no fueron contempladas por la patronal, sabemos bien que uno de nuestros mayores rechazos es el tema del premio de fin de año, en el cual para este año faltando un dia en diciembre se perdería, y es este punto que fue muy analizado por todos los compas y luego de una votación en una asamblea nacional se ratifico el convenio viendo que según la empresa era hasta donde llegaba y no había mas.
Despues de esto el SUNTT, se viene reuniendo con la empresa, quincenalmente, tratando diferentes temas relacionados con las diferentes problematicas de los locales , temas como categorías, persecusion , acosos, y en los cuales hasta ahora hay muchas palabras y poca acción por parte de la empresa, y si bien hace poco mas de un mes no ha habido grandes avances, pero confiamos en que los temas se vallan solucionando y podamos revertir en algo las injusticias que hemos detectado con muchos compañeros.
Hoy por hoy hay dos temas principales, dos bases, que vienen con problematicas desde hace tiempo ellas son CDO y Melo, las cuales se vienen discutiendo los temas y tratándole de encontrar las soluciones que nos convensan. Por ahora si bien no avazamos como queremos, vemos con buenos ojos esta instancia para solucionar deferentes cuestiones .

Expand

Inventarios

Inventarios

Este beneficio consiste en el pago de $1038 por realizar inventarios fuera del horario habitual del trabajador (aparte de las 8 horas).
El mismo se originó con este nuevo convenio bipartito, el mismo consiste en la declaración por parte del sindicato de que las tareas preparativas, conteo y conteo de diferencias de inventarios forman parte de nuestras tareas habituales, con la condición de que cuando los inventarios generales se realizan fuera del horario habitual se percibirá un beneficio que por concepto de horas extras y nocturnidad superior al que establece la ley de horas extras número 15.996 y su decreto reglamentario es más beneficioso para el trabajador. El mismo implica por lo menos 14 horas de trabajo continuas, la otra posibilidad es que el trabajador cambie su horario y lo realice perdiendo el beneficio, de esta manera se incentiva a no obtener el beneficio o se dificulta su percepción, este es un punto que deberemos mejorar para el próximo convenio ya que la idea original del sindicato siempre fue que el inventario general fuera de la misma manera que se estaba haciendo, dentro de las 8 horas, pero que se pague.
Cabe destacar que no es obligatoria la realización del mismo ya que es fuera de las ocho horas y el cambio de horario siempre es de mutuo acuerdo entre la empresa y el trabajador
El tiempo estimado de inventario general es de 6 horas y generalmente nocturnas (estimado porque el convenio no especifica su duración y el mismo depende de factores como cantidad de funcionarios participantes, desempeño y rapidez de los mismos en el conteo, las diferencias que se generen en el inventario, entre otros)
Tomemos el ejemplo de un auxiliar de ventas especializado promedio que tiene un sueldo de:
$13.022 al mes = $434 por día = $54,25 por hora
Si el trabajador no percibiera este beneficio y realizara el inventario aparte de la jornada de 8 horas, supongamos que trabajara de 00:00 a 06:00 horas

El trabajador cobraría:

6 horas extras (a $108,5 nominales c/u) = $651 nominales por inventario
6 horas de complemento por nocturnidad (al 20% del valor hora común) = $65 nominales por las 6 horas
Total por realizar inventario sin el beneficio $716 nominales
Con el beneficio cobraría $1.038

Es decir que para cobrar $322 nominales el trabajador tendría que trabajar 14 horas corridas lo que significa un incentivo de $53,6 más por hora en caso de que el inventario durara 6 horas, si durara más tiempo la diferencia económica entre percibir el beneficio y realizar las horas extras nocturnas serían menores proporcionalmente al tiempo de duración llegando a ser insignificantes.
Cada uno evaluará la conveniencia de realizar ese esfuerzo extra en base a su disponibilidad horaria o necesidades personales.
Pero como sindicato tenemos que aceptar la idea de que no es la propuesta histórica de nuestra organización, la cual siempre fue que el inventario era una tarea extra porque no estaba especificada en los convenios de los Consejos de Salarios (órgano que define las tareas para cada categoría laboral), lo que quiere decir que queríamos que se nos pagara un plus por una tarea extra realizada dentro de la jornada de ocho horas aunque significara el trabajo nocturno, hoy lo que tenemos es que lo que se hace es pagar un plus de $322 nominales en este caso por realizar las horas extras que lleve el inventario, no una o dos, sino todas las que lleve y además cumplir con su jornada de 8 horas, lo que implica que la empresa se ahorra el problema de coordinar los horarios de los trabajadores, porque antes los que trabajaban en los inventarios no realizaban aparte las ocho horas de ese día generando vacantes en el día siguiente. Digamos que este punto es más beneficioso para la empresa que para los trabajadores ya que el sindicato reconoció que el inventario forma parte de las tareas habituales de los trabajadores y le soluciona el problema de los horarios, en cuanto que para los trabajadores no sería un incentivo demasiado estimulante aunque sería positivo en el punto de que este beneficio significa un avance en esta lucha por el pago de los inventarios, tema que debemos seguir avanzando por mejorar las condiciones, principalmente que el mismo se pague dentro de la jornada de las 8 horas. Nos queda un camino por recorrer, pero dimos el primer paso que es el más importante y difícil de dar.
Lo positivo de este beneficio es que la cifra se ajusta anualmente por IPC (inflación) a partir de julio de 2014, la alimentación por este trabajo también forma parte del beneficio.
Al igual que con el premio de fiestas tradicionales los cargos superiores a encargados de locales no cobran este beneficio

 

Expand

PRESENTISMO para los trabajadores de Tata

PRESENTISMO
CONDICIONES PARA PERCIBIRLO
1) Tiene un valor $2.400 (para jornadas de 8 horas) nominales y mensuales de evaluación quincenal
2) Lo cobran todas las categorías
3) Haber cumplido el período de prueba correspondiente.
4) Haber tenido en el mes en que se genere la prima, un 100% de asistencia y cumplidas todas las jornadas de trabajo en forma completa.
5) Tolerancia para no perder el beneficio de 1 hora de llegadas tardes y salidas antes de hora por quincena

CONDICIONES PARA NO PERDERLO
No perderán el Presentismo únicamente cuando las inasistencias o la jornada no sea completa debido a:
1) Licencia anual reglamentaria
2) Licencias especiales previstas en las leyes, y las ratificadas en este convenio, por el uso de las horas sindicales,
3) 3) Ley Nº 19.051
4) Por control obligatorio de embarazo siempre y cuando se avise antes de 72 horas y se presente el certificado al reingreso. Este beneficio no alcanza a los trabajadores en período de prueba y suplentes, así como aquellos con contratos a términos
5) Cuando lleve a control médico a sus hijos según Programa Nacional de la Niñez y en las siguientes franjas etarias:
0 a 6 meses hasta 1 día por mes
de 6 a 12 meses hasta 1 día cada dos meses
de 1 a 2 años 1 día cada 3 meses
de 2 a 3 años: 1 día cada 4 meses
hasta 6 años de edad 1 día cada 6 meses
6) Padre, madre o tutor con hijos menores con enfermedades oncológicas, VIH y/o con hijos menores o mayores con discapacidad, tendrán hasta 2 jornales en el mes (o su equivalente en horas) contra presentación de certificación médica. Dichos jornales no serán acumulativos mes a mes.
7) 1jornal al año para madres con hijos a cargo contra presentación de certificación del médico tratante.
8) En aquellos casos en que el trabajador/a, sea víctima de violencia doméstica comprobada a través de la denuncia policial o penal correspondiente, siempre y cuando presente el comprobante de la denuncia policial o penal, así como la acreditación de la intervención del médico forense dentro de los cinco días siguientes al reintegro del trabajador/a. En caso de posterior levantamiento de la denuncia se perderá el derecho a usufructuar este beneficio nuevamente.
9) Cuando durante el mes analizado para evaluar la procedencia de la prima, hubiesen concurrido al BSE a atenderse por accidente de trabajo constatable por la empresa, siempre y cuando, le den el alta dentro de los tres días corridos

Para los casos de los numerales 4 y 5, el trabajador/a deberá comunicar su inasistencia con al menos 72 horas de anticipación a la empresa y a su reintegro deberá acreditar mediante constancia expedida por el médico tratante, quien concurrió con el menor a la consulta.

El descuento del presentismo deberá efectuarse de manera proporcional al tiempo de ausencia que se registrare cuando tal ausencia tuviere por causa el ejercicio del derecho de huelga en cualquiera de sus modalidades.
En caso de un paro de un dia por ejemplo se descontará el monto del presentismo correspondiente a ese día

Expand

Primeras viviendas del Programa de Viviendas Sindicales (PVS)

Las primeras 1.600 viviendas del PIT-CNT se construyen este año
En el correr de este 2014 se inicia la construcción de más de 1.600 viviendas por el plan de Vivienda Sindical del PIT-CNT, aseguró el coordinador de la central, Marcelo Abdala. Los trabajadores pagarán cuotas entre 3.500 y 5.000 pesos.
Sobre los cuestionamientos públicos al proyecto, el dirigente sindical aseguró a LA REPÚBLICA que “se viene haciendo una tormenta en un vaso de agua. El éxito constructivo va a echar por tierra el intento de tirar un manto de dudas sobre un plan que es auténticamente genuino”.
“El interés de poner un manto de dudas responde a que hay muchos que están interesados en que la gente no haga una síntesis positiva de algo que es genuino, y por ahora único en el mundo. Es la resolución de una política pública que hace a la felicidad de la gente”, añadió Abdala.
“El programa de vivienda del PIT-CNT vino para quedarse y resolver un aspecto que las políticas públicas no estaban resolviendo, que es la vivienda de calidad para los trabajadores con capacidad de pago pero aún sin capacidad de ahorro”, explicó.
En los números concretos, el dirigente sindical informó que hasta hoy, unas 6.200 familias están en condiciones de recibir los préstamos del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (Mvotma) o de la Agencia Nacional de Viviendas (ANV), en el transcurso de los próximos dos años.
De esas 6.200 familias, 1.600 familias integradas en 35 cooperativas que ya tienen el préstamo asignado o está muy cerca de ser asignado comenzarán a construir. Estas cooperativas están ubicadas en las ciudades de Paysandú, Canelones, Santa Lucía y Montevideo.
Más adelante se comenzará a construir en Maldonado, Minas, Young, Cardona, Sarandí del Yi y Rosario.
Abdala señaló que además de estos proyectos que atienden a trabajadores cuyos ingresos familiares están por debajo de las 60 Unidades Reajustables (41.300 pesos al valor de hoy), la central trabaja en proyectos para familias con ingresos superior a ese monto y que por lo tanto están excluidos de la financiación de la ANV y del Mvotma.
Así, “a partir del acuerdo marco firmado con el Banco Hipotecario, hay 7 proyectos más de construcción de viviendas, en los cuales el PIT-CNT se ha movido para bajar los costos, basados en la ley de promoción de la vivienda de interés social, y para que los trabajadores que se acojan a estos proyectos puedan acceder a subsidios a la cuota”.
Ya están en marcha proyectos en Maldonado, Rocha, Ciudad de la Costa, y cuatro en Montevideo.
El integrante del Secretariado agregó otro dato para destacar la importancia del plan de vivienda sindical en las políticas nacionales de vivienda. De 84 terrenos presentados por las distintas modalidades ante el Mvotma y la ANV, 63 fueron presentados por el programa de viviendas de la central de trabajadores.


Abdala subrayó la capacidad de pago de los trabajadores, y recordó que aún les falta capacidad de ahorro para acceder a otras formas de financiación de vivienda. En ese sentido destacó que “miles de trabajadores van a pasar de pagar de 9.000 a 14.000 pesos de alquiler, a pagar una cuota que puede ir de entre 3.500 a 5.000 pesos por mes, dependiendo de la cantidad de dormitorios”.
El dirigente sindical agregó que con este plan se llega a un proceso de implementación de un programa de viviendas en un período de tres años, lo que considera como el proceso más amplio y más rápido de la historia en materia de vivienda en el país. Recordó que “lamentablemente por problemas ajenos a las organizaciones sociales, las cooperativas de viviendas, para pasar del proyecto a la fase constructiva, tardaban muchos años”.
Recordó que los proyectos incluyen nuevas tecnologías constructivas, por lo que “en un período de entre 6 y 8 meses, estarán los barrios de trabajadores ya montados y la gente viviendo allí”.
“En este año 2014, vamos a estar construyendo las primeras 1.600 viviendas del programa de la central”, enfatizó.
En el peor de los casos, en los próximos dos años las 6.000 familias “tendrían que tener el préstamo concedido y cerca de iniciar ya directamente las obras” y si se toma en cuenta que el plazo de construcción es de entre 6 y 8 meses, a más tardar en tres años deberían estar todos estos proyectos terminados.
Convenios con empresas
Abdala recordó que en todo el proceso del plan de viviendas la central no toca un solo peso de lo que va destinado a la vivienda.
En la modalidad de financiación directa por la ANV y el Mvotma, los préstamos son primero escriturados y luego concedidos directamente a las cooperativas. En los otros proyectos, a través de la ley de vivienda de interés social se establecen acuerdos con inversionistas o empresas constructoras. En este caso se trata de una franja de trabajadores entre 2.500 y 3.000 trabajadores inscriptos.
Afirmó que la central tiene responsabilidad con los acuerdos que ha hecho, pero no con los acuerdos que puedan tejer los privados en esa materia. Aseguró que los siete proyectos firmados “están robustos y serán un éxito”.
Saneamiento alternativo
La central ha solicitado una reunión con el ministro de Viviendas, Francisco Beltrame, para abordar la habilitación de saneamiento alternativo a las cooperativas que están en el interior del país en terrenos donde no existe red de saneamiento.
“Nosotros planteamos que si en el interior de la República se resolviera habilitar el saneamiento alternativo, y para nosotros ya existe el conocimiento tecnológico necesario, el plan de viviendas podría avanzar mucho más rápido”, explicó Abdala.

Expand

Ley nº 16.713 Seguridad Social

SEGURIDAD SOCIAL
CREASE EL SISTEMA PREVISIONAL QUE SE BASA EN EL PRINCIPIO DE UNIVERSALIDAD Y
COMPRENDE EN FORMA INMEDIATA Y OBLIGATORIA A TODAS LAS ACTIVIDADES
AMPARADAS POR EL BANCO DE PREVISION SOCIAL
El Senado y la Cámara de Representantes de la República Oriental del Uruguay, reunidos en Asamblea General,
DECRETAN:
________________________________________
TITULO I
DE LAS DISPOSICIONES GENERALES
CAPITULO I
BASES DEL SISTEMA
Artículo 1º.- (Ambito objetivo de aplicación y principio de universalidad). El sistema previsional que se crea por la presente ley se basa en el principio de universalidad y comprende en forma inmediata y obligatoria a todas las actividades amparadas por el Banco de Previsión Social.
El Poder Ejecutivo, en aplicación de dicho principio y antes del 1º de enero de 1997, deberá proyectar y remitir al Poder Legislativo los regímenes aplicables a los demás servicios estatales y personas públicas no estatales de seguridad social, de forma tal que, atendiendo a sus formas de financiamiento, especificidades y naturaleza de las actividades comprendidas en los mismos, se adecuen al régimen establecido por la presente ley.
El Poder Ejecutivo designará una Comisión que, en consulta con las instituciones mencionadas en el inciso anterior, elabore los proyectos respectivos.
Artículo 2º.- (Ambito subjetivo de aplicación). El nuevo sistema previsional comprende obligatoriamente a todas las personas que sean menores de cuarenta años de edad a la fecha de entrada en vigencia de la presente ley, en ningún caso afectará derecho alguno de quienes gozan hoy de pasividad, han configurado causal jubilatoria o la configuren hasta el 31 de diciembre de 1996.
Quedan obligatoriamente comprendidas las personas que, con posterioridad a la fecha de entrada en vigencia de la presente ley, cualquiera sea su edad, ingresen al mercado de trabajo en el desempeño de actividades amparadas por el Banco de Previsión Social.
Artículo 3º.- (Contingencias cubiertas) El sistema previsional al que refiere la presente ley, cubre los riesgos de invalidez, vejez y sobrevivencia.
CAPITULO II
DEFINICIONES
Artículo 4º.- (Régimen mixto). El sistema previsional que se crea, se basa en un régimen mixto que recibe las contribuciones y otorga las prestaciones en forma combinada, una parte por el régimen de jubilación por solidaridad intergeneracional y otra por el régimen de jubilación por ahorro individual obligatorio.
Artículo 5º.- (Régimen de jubilación por solidaridad intergeneracional). A los efectos de la presente ley, se entiende por régimen de jubilación por solidaridad intergeneracional, aquel que establece prestaciones definidas y por el cual los trabajadores activos, con sus aportaciones, financian las prestaciones de los pasivos juntamente con los aportes patronales, los tributos afectados y la asistencia financiera estatal.
Artículo 6º.- (Régimen de jubilación por ahorro individual obligatorio). Se entiende por régimen de jubilación por ahorro individual obligatorio, aquel en que la aportación definida de cada afiliado se va acumulando en una cuenta personal con las rentabilidades que esta genere, a lo largo de la vida laboral del trabajador.
A partir del cese de toda la actividad y siempre que se configure causal de acuerdo con los artículos 18 y 20 de la presente ley, se tendrá derecho a percibir una prestación mensual determinada por el monto acumulado de los aportes, sus rentabilidades y, de acuerdo a tablas generales de la expectativa de vida al momento de la configuración de la causal, del cese o de la solicitud de la prestación, según cual fuera posterior. Para quienes configuren causal por incapacidad total de acuerdo con el artículo 19 de la presente ley, la prestación mensual se determinará de conformidad con lo dispuesto por el artículo 59 de la presente ley.
En el caso de incapacidad parcial, los requisitos y demás condiciones del subsidio correspondiente se regularán por lo previsto en el artículo 59 de la presente ley.
Sin perjuicio de lo dispuesto en el inciso segundo de éste artículo, a partir de los sesenta y cinco años de edad y siempre que se haya configurado causal jubilatoria común, los afiliados tendrán derecho a percibir las prestaciones correspondientes al régimen de jubilación por ahorro individual obligatorio, aún cuando no hubieren cesado en la actividad, quedando eximidos de efectuar aportes personales a ese régimen.
TITULO II
DE LA INCORPORACION A LOS REGIMENES
CAPITULO UNICO
DE LOS NIVELES DE COBERTURA
Artículo 7º.- (Delimitación de los niveles). A los fines de la aplicación de cada régimen, se determinan los siguientes niveles de ingresos individuales de percepción mensual siempre que constituyan asignaciones computables.
A) Primer Nivel. (Régimen de jubilación por solidaridad intergeneracional). Este régimen comprende a todos los afiliados por sus asignaciones computables o tramo de las mismas hasta $ 5.000 (cinco mil pesos uruguayos), dando origen a prestaciones que se financian mediante aportación patronal, personal y estatal.
B) Segundo Nivel. (Régimen de jubilación por ahorro individual obligatorio). Este régimen comprende el tramo de asignaciones computables superiores a $ 5.000 (cinco mil pesos uruguayos) y hasta $ 15.000 (quince mil pesos uruguayos) dando origen a prestaciones que se financian exclusivamente con aportación personal.

Su administración estará a cargo de entidades propiedad de instituciones públicas, incluido el Banco de Previsión Social o de personas u organizaciones de naturaleza privada (artículo 92 de la presente ley).
C) Tercer Nivel. (Ahorro Voluntario). Por el tramo de asignaciones computables que excedan de $ 15.000 (quince mil pesos uruguayos), el trabajador podrá aportar o no a cualquiera de las entidades administradoras referidas en el inciso anterior.
Artículo 8º.- (Derecho de opción y situaciones especiales). Los afiliados activos del Banco de Previsión Social cuyas asignaciones computables se encuentren comprendidas en el primer nivel referido en el artículo anterior, podrán optar por quedar incluidos en el régimen de jubilación por ahorro individual obligatorio por sus aportaciones personales correspondientes al 50% (cincuenta por ciento), de sus asignaciones computables. Por el restante 50% (cincuenta por ciento), dichos afiliados aportarán al régimen de jubilación por solidaridad intergeneracional.
Quienes, habiendo realizado la opción antedicha, lleguen a percibir mensualmente asignaciones computables entre $ 5.000 (cinco mil pesos uruguayos) y $ 7.500 (siete mil quinientos pesos uruguayos) aportarán al régimen de jubilación por ahorro individual obligatorio, solamente por el 50% (cincuenta por ciento) de sus asignaciones computables comprendidas en el tramo de hasta $ 5.000 (cinco mil pesos uruguayos); por sus restantes asignaciones computables aportarán al régimen de jubilación por solidaridad intergeneracional.
Los afiliados que al inicio de su incorporación a los regímenes, perciban asignaciones computables que superando los $ 5.000 (cinco mil pesos uruguayos) no excedan los $ 7.500 (siete mil quinientos pesos uruguayos) aportarán al régimen de jubilación por ahorro individual obligatorio únicamente por el 50% (cincuenta por ciento), de sus asignaciones computables comprendidas en el tramo de hasta $ 5.000 (cinco mil pesos uruguayos). Por las demás asignaciones computables aportarán al régimen de jubilación por solidaridad intergeneracional.
Artículo 9º.- (Instrumentación de la opción). Las distintas formas de ejercicio del derecho de opción previstas por la presente ley, así como las correspondientes comunicaciones al Banco de Previsión Social y otras que sean pertinentes, serán reguladas por la reglamentación.
Artículo 10.- (Cobertura general por el régimen de solidaridad intergeneracional). Independientemente del monto de los ingresos que perciba el trabajador y de los niveles delimitados por la presente ley, todos los afiliados al sistema previsional que cumplan los presupuestos establecidos para adquirir el derecho, serán beneficiarios de las prestaciones del régimen de jubilación por solidaridad intergeneracional a cargo del Banco de Previsión Social.
Artículo 11.- (Asignaciones computables). A los efectos de lo previsto en el artículo 7º de la presente ley, se entiende por asignaciones computables aquellos ingresos individuales que, provenientes de actividades comprendidas por el Banco de Previsión Social, constituyen materia gravada por las contribuciones especiales de seguridad social.
El sueldo anual complementario no se tomará en cuenta a los efectos de la delimitación de los niveles prevista en el mencionado artículo, sin perjuicio de constituir asignación computable y materia gravada por las contribuciones especiales de seguridad social.
Artículo 12.- (Referencia a valores constantes). Las referencias monetarias mencionadas en la presente ley, están expresadas en valores constantes correspondientes al mes de mayo de 1995 y se ajustarán por el procedimiento y en las oportunidades establecidas en el artículo 67 de la Constitución de la República.
TITULO III
DEL PRIMER NIVEL
CAPITULO I
DEL REGIMEN DE JUBILACION POR SOLIDARIDAD INTERGENERACIONAL
Artículo 13.- (Alcance del régimen). El régimen de jubilación por solidaridad intergeneracional alcanza obligatoriamente a todos los afiliados activos del Banco de Previsión Social, por las asignaciones computables hasta $ 5.000 (cinco mil pesos uruguayos) mensuales.
Artículo 14.- (Recursos del régimen de jubilación por solidaridad intergeneracional). El régimen de jubilación por solidaridad intergeneracional a cargo del Banco de Previsión Social, tendrá los siguientes recursos:
A) Los aportes patronales jubilatorios sobre el total de asignaciones computables hasta $ 15.000 (quince mil pesos uruguayos) mensuales;
B) Los aportes personales jubilatorios sobre asignaciones computables hasta $ 5.000 (cinco mil pesos uruguayos) mensuales, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 8ºde la presente ley;
C) Los tributos que se afecten específicamente a éste régimen.
Si fuere necesario, el Gobierno Central asistirá financieramente al Banco de Previsión Social, conforme a lo dispuesto por el artículo 67 de la Constitución de la República.
CAPITULO II
DE LAS PRESTACIONES POR VEJEZ, INVALIDEZ Y SOBREVIVENCIA
Artículo 15.- (Clasificación de las prestaciones). Las prestaciones por vejez, invalidez y sobrevivencia, a cargo del Banco de Previsión Social, son las jubilaciones, el subsidio transitorio por incapacidad parcial, las pensiones, el subsidio para expensas funerarias y la pensión a la vejez e invalidez.
CAPITULO III
DE LAS CLASES DE JUBILACION Y CAUSALES
Artículo 16.- (Clasificación de las jubilaciones). Según la causal que la determine, la jubilación puede ser:
A) Jubilación común
B) Jubilación por incapacidad total
C) Jubilación por edad avanzada
Derógase la causal anticipada establecida en el literal c) del artículo 35 del llamado Acto Institucional Nº 9, de 23 de octubre de 1979, sin perjuicio de la bonificación que corresponda a los cargos docentes de institutos de enseñanza públicos o privados habilitados.
Artículo 17.- Declárase que se mantienen en vigencia los aspectos salariales a que hacen referencia las normas legales o reglamentarias en relación a la verificación de veinticinco o más años de servicios docentes efectivos.
Sin perjuicio de lo antes establecido, el procedimiento previsto en el artículo 2º de la Ley 11.021, de 5 de enero de 1948, sus modificativas y concordantes, para docentes de enseñanza primaria y los procedimientos similares previstos para otros cargos docentes, sólo serán aplicables a partir de que se configure la causal jubilatoria de acuerdo a lo establecido en la presente ley.
Artículo 18.- (Jubilación común). Para configurar causal de jubilación común, se exigirán los siguientes requisitos:
1) Al cumplir sesenta años de edad.
2) Un mínimo de treinta y cinco años de servicios, con cotización efectiva para los períodos cumplidos en carácter de trabajador no dependiente o con registración en la historia laboral, para los períodos cumplidos en carácter de trabajador dependiente.
Esta causal se configurará, aun cuando los mínimos de edad requeridos, se alcancen con posterioridad a la fecha de cese en la actividad.
Artículo 19.- (Jubilación por incapacidad total). La causal de jubilación por incapacidad total, se configura por la ocurrencia de cualesquiera de los siguientes presupuestos:
A) La incapacidad absoluta y permanente para todo trabajo, sobrevenida en actividad o en período de inactividad compensada, cualquiera sea la causa que la haya originado y siempre que se acredite no menos de dos años de servicios reconocidos, de acuerdo al artículo 77 de la presente ley, de los cuales seis meses, como mínimo, deben haber sido inmediatamente previos a la incapacidad.

Para los trabajadores que tengan hasta veinticinco años de edad sólo se exigirá un período mínimo de servicios de seis meses que deberán ser inmediatamente previos a la incapacidad.
B) La incapacidad absoluta y permanente para todo trabajo, a causa o en ocasión del trabajo, cualquiera sea el tiempo de servicios.
C) La incapacidad laboral absoluta y permanente para todo trabajo, sobrevenida dentro de los dos años siguientes al cese en la actividad o al vencimiento del período de inactividad compensada, cualquiera sea la causa que hubiera originado la incapacidad, cuando se computen diez años de servicios reconocidos, de acuerdo alartículo 77 de la presente ley, como mínimo, siempre que el afiliado no fuera beneficiario de otra jubilación o retiro, salvo la prestación que provenga del régimen de jubilación por ahorro individual definido en la presente ley.
Quienes habiéndose incapacitado en forma absoluta y permanente para todo trabajo, no configuren la causal de jubilación por incapacidad total, por no reunir los requisitos antes establecidos, podrán acceder a la prestación asistencial no contributiva por invalidez, en las condiciones previstas por el artículo 43 de la presente ley.
Artículo 20.- (Jubilación por edad avanzada). La causal de jubilación por edad avanzada se configura al cumplir setenta años, siempre que se acrediten quince años de servicios reconocidos, de acuerdo al artículo 77 de la presente ley, se encuentre o no en actividad a la fecha de configuración de tal causal.
La jubilación por edad avanzada es incompatible con cualquier otra jubilación, retiro o subsidio transitorio por incapacidad parcial, salvo la prestación que provenga del régimen de jubilación por ahorro individual obligatorio.
Artículo 21.- (Servicios bonificados y causales de jubilación común y por edad avanzada). La bonificación de servicios sólo regirá para las causales de jubilación común y por edad avanzada. En estos casos, cuando se computen servicios bonificados, se adicionará a la edad real y a los años de trabajo registrados, la bonificación que corresponda de conformidad con lo establecido por los artículos 36 y 37 de la presente ley.
CAPITULO IV
DEL SUBSIDIO TRANSITORIO POR INCAPACIDAD PARCIAL
Artículo 22.- (Subsidio transitorio por incapacidad parcial). El derecho a percibir el subsidio transitorio por incapacidad parcial, se configura en el caso de la incapacidad absoluta y permanente para el empleo o profesión habitual, sobrevenida en actividad o en períodos de inactividad compensada, cualquiera sea la causa que la haya originado, siempre que se acredite:
A) No menos de dos años de servicios, de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 77 de la presente ley, de los cuales seis meses, como mínimo, deben haber sido inmediatamente previos a la incapacidad.

Para los trabajadores que tengan hasta veinticinco años de edad sólo se exigirá un período mínimo de servicios de seis meses que deberán ser inmediatamente previos a la incapacidad.
B) Que se trate de la actividad principal, entendiéndose por tal la que proporciona el ingreso necesario para el sustento.
C) Se haya verificado el cese en la misma.
Si la incapacidad se hubiere originado a causa o en ocasión del trabajo, no regirá el período mínimo de servicios referido.
Esta prestación se servirá, de acuerdo al grado de capacidad remanente y a la edad del afiliado, por un plazo máximo de tres años contados desde la fecha de la incapacidad o desde el vencimiento de la cobetura de las prestaciones por enfermedad y estará gravada de igual forma que los demás períodos de inactividad compensada. Si dentro del plazo antes indicado la incapacidad deviene absoluta y permanente para todo trabajo, se configurará jubilación por incapacidad total.
Los beneficiarios de este subsidio quedan comprendidos en lo dispuesto por el literal a) del artículo 327 de la Ley 16.320, de 1º de noviembre de 1992.
Artículo 23.- (Condiciones para el mantenimiento del subsidio por incapacidad parcial). Cuando se determine la existencia de una incapacidad absoluta y permanente para el empleo o profesión habitual, se establecerá el momento en que deberá realizarse el examen definitivo, así como si el afiliado debe someterse a exámenes médicos periódicos, practicados por servicios del Banco de Previsión Social o por los que éste indique.
El beneficiario deberá necesariamente presentarse a dichos exámenes y la ausencia no justificada a los mismos, aparejará la inmediata suspensión de la prestación.
Esta dejará también de servirse, si al practicarse los exámenes periódicos dispuestos, se constatare el cese de la incapacidad.
Artículo 24.- (Incapacidad parcial y edad mínima de jubilación). Si la incapacidad absoluta y permanente para el empleo o profesión habitual subsistiera al cumplir el beneficiario la edad mínima requerida para la configuración de la causal común, aquella se considerará como absoluta y permanente para todo trabajo, salvo que el beneficiario opte expresamente por reintegrarse a la actividad.
CAPITULO V
DE LAS PENSIONES DE SOBREVIVENCIA
Artículo 25.- (Beneficiarios). Son beneficiarios con derecho a pensión:
A) Las personas viudas.
B) Los hijos solteros menores de veintiún años de edad y los hijos solteros mayores de veintiún años de edad absolutamente incapacitados para todo trabajo.
C) Los padres absolutamente incapacitados para todo trabajo.
D) Las personas divorciadas.
Las referencias a padres e hijos comprenden el parentesco legítimo, natural o por adopción.
El derecho a pensión de los hijos, se configurará en el caso de que su padre o madre no tengan derecho a pensión, o cuando estos, en el goce del beneficio, fallezcan o pierdan el derecho por cualquiera de los impedimentos establecidos legalmente.
Artículo 26.- (Condiciones del derecho y términos de la prestación). En el caso del viudo, los padres absolutamente incapacitados para todo trabajo y las personas divorciadas, deberán acreditar conforme a la reglamentación que se dicte, la dependencia económica del causante o la carencia de ingresos suficientes.
Tratándose de las viudas, tendrán derecho al beneficio siempre que sus ingresos mensuales no superen la suma de $ 15.000 (quince mil pesos uruguayos).
En el caso de los beneficiarios señalados en el literal D) del artículo anterior, deberán justificar que gozaban de pensión alimenticia servida por su ex cónyuge, decretada u homologada judicialmente. En estos casos, el monto de la pensión o la cuota parte, si concurriere con otros beneficiarios, no podrá exceder el de la pensión alimenticia.
Los hijos adoptivos y los padres adoptantes, en todo caso deberán probar que han integrado, de hecho, un hogar común con el causante, conviviendo en su morada y constituyendo con el mismo una unidad moral y económica similar a la de la familia, siempre que esta situación fuese notoria y preexistente en cinco años por lo menos, a la fecha de configurar la causal pensionaria, aún cuando el cumplimiento de las formalidades legales de adopción fuese más reciente.
Cuando la causal pensionaria se opere antes que el adoptado haya cumplido los diez años de edad, se exigirá que el beneficiario haya convivido con el causante la mitad de su edad a dicha fecha.
El goce de esta pensión es incompatible con el de la causada por vínculo de consanguinidad, pudiendo optar el interesado por una otra.
Tratándose de beneficiarias viudas que tengan cuarenta o más años de edad a la fecha de fallecimiento del causante, o que cumplan esa edad gozando del beneficio de la pensión, la misma se servirá durante toda su vida. Los restantes beneficiarios mencionados en los literales A) y D) del artículo anterior que cumplan con los requisitos establecidos en este inciso, gozarán igualmente de la pensión durante toda su vida, salvo que se configuren respecto de los mismos las causales de término de la prestación que se establecen en este artículo.
En el caso que los beneficiarios mencionados en los literales A) y D) del artículo 25 de la presente ley tengan entre treinta y treinta y nueve años de edad a la fecha del fallecimiento del causante, la pensión se servirá por el término de cinco años y por el término de dos años, cuando los mencionados beneficiarios sean menores de treinta años de edad a dicha fecha.
Los períodos de prestación de la pensión a que hace referencia el inciso anterior no serán de aplicación en los casos que:
A) El beneficiario estuviese total y absolutamente incapacitado para todo trabajo.
B) Integren el núcleo familiar del beneficiario hijos solteros menores de veintiún años de edad, en cuyo caso la pensión se servirá hasta que estos alcancen la mayoría de edad.
C) Integren el núcleo familiar hijos solteros mayores de veintiún años de edad absolutamente incapacitados para todo trabajo.
El derecho a pensión se pierde:
A) Por contraer matrimonio en el caso del viudo y personas divorciadas.
B) Por el cumplimiento de veintiún años de edad en los casos de hijos solteros.
C) Por hallarse el beneficiario al momento del fallecimiento del causante en algunas de las situaciones de desheredación o indignidad previstas en los artículos 842, 899,900 y 901 del Código Civil.
D) Por recuperar su capacidad antes de los cuarenta y cinco años de edad los beneficiarios mencionados en los literales B) y C) del artículo 25 de la presente ley;
E) Por mejorar la fortuna de los beneficiarios.
CAPITULO VI
DE LA DETERMINACION DEL MONTO Y
DEMAS CONDICIONES DE LAS PRESTACIONES
Artículo 27.- (Sueldo básico jubilatorio). El sueldo básico jubilatorio será el promedio mensual de las asignaciones computables actualizadas de los diez últimos años de servicios registrados en la historia laboral, limitado al promedio mensual de los veinte años de mejores asignaciones computables actualizadas, incrementado en un 5% (cinco por ciento).
Si fuera más favorable para el trabajador el sueldo básico jubilatorio será el promedio de los veinte años de mejores asignaciones computables actualizadas, por servicios registrados en la historia laboral.
Tratándose de jubilación por incapacidad total y de jubilación por edad avanzada, si el tiempo de servicios computados no alcanza al período o períodos de cálculo indicados en los incisos anteriores de este artículo, se tomará el promedio actualizado correspondiente al período o períodos efectivamente registrados.
Para el cálculo del sueldo básico jubilatorio, en todos los casos, sólo se tomarán en cuenta asignaciones computables mensuales actualizadas hasta el monto de $ 5.000 (cinco mil pesos uruguayos).
La actualización se hará hasta el mes inmediato anterior al inicio del servicio de la pasividad, de acuerdo al Indice Medio de Salarios, elaborado conforme al artículo 39 de la Ley 13.728, de 17 de diciembre de 1968.
Artículo 28.- (Sueldo básico jubilatorio de los afiliados comprendidos por el artículo 8º). A los efectos del cálculo del sueldo básico jubilatorio de los afiliados que hubieren ejercido la opción prevista por los incisos primero y segundo o se encontraren comprendidos en el inciso tercero del artículo 8º de la presente ley, se multiplicará por 1,5 (uno con cinco) las asignaciones computables mensuales por las que se efectuó aportes personales al régimen de jubilación por solidaridad intergeneracional. El menor monto entre el importe mensual resultante o la suma de $ 5.000 (cinco mil pesos uruguayos) se tomará como asignación computable de cada mes para la determinación del sueldo básico jubilatorio, aplicándose en lo demás el procedimiento establecido en el artículo anterior.
Artículo 29.- (Asignación de jubilación). La asignación de jubilación será:
A) Para la jubilación común, el resultado de aplicar sobre el sueldo básico jubilatorio respectivo, los porcentajes que se establecen a continuación:
1) El 50% (cincuenta por ciento) cuando se computen como mínimo treinta y cinco años de servicios reconocidos de acuerdo al artículo 77 de la presente ley.
2) Se adicionará un 0,5% (medio por ciento) del sueldo básico jubilatorio por cada año que exceda de treinta y cinco años de servicios, al momento de configurarse la causal, con un tope del 2,5% (dos y medio por ciento).
3) A partir de los sesenta años de edad, por cada año de edad que se difiera el retiro, después de haberse configurado causal, se adicionará un 3% (tres por ciento) del sueldo básico jubilatorio por año con un máximo de 30% (treinta por ciento). Si no se hubiera configurado causal, por cada año de edad que supere los sesenta se adicionará un 2% (dos por ciento) hasta llegar a los setenta años de edad, o hasta la configuración de la causal, si ésta fuera anterior.
4) Tratándose de actividades bonificadas, de acuerdo a lo previsto en el artículo 36 de la presente ley, los porcentajes previstos en los numerales 2) y 3) precedentes se aplicarán sobre la edad y el tiempo de servicios bonificados.
B) Para jubilación por incapacidad total, el 65% (sesenta y cinco por ciento) del sueldo básico jubilatorio.
C) Para la jubilación por edad avanzada el 50% (cincuenta por ciento) del sueldo básico jubilatorio al configurarse la causal, mas el 1% (uno por ciento) del mismo, por cada año que exceda los quince años de servicios, con un máximo del 14% (catorce por ciento).
Artículo 30.- (Monto del subsidio transitorio por incapacidad parcial).
El monto mensual del subsidio transitorio por incapacidad parcial será equivalente al 65% (sesenta y cinco por ciento) del sueldo básico jubilatorio, calculado de acuerdo alartículo 27 de la presente ley.
Artículo 31.- (Sueldo básico de pensión). El sueldo básico de pensión será equivalente a la jubilación que le hubiere correspondido al causante a la fecha de su fallecimiento, con un mínimo equivalente a la asignación de la jubilación por incapacidad total.
Si el causante estuviere ya jubilado o percibiendo el subsidio transitorio por incapacidad parcial, el sueldo básico de pensión será la última asignación de pasividad o de subsidio.
Artículo 32.- (Asignación de pensión). La asignación de pensión será:
A) Si se trata de personas viudas o divorciadas, el 75% (setenta y cinco por ciento) del básico de pensión cuando exista núcleo familiar, o concurrencia con hijos no integrantes del mismo o padres del causante.
B) Si se trata exclusivamente de la viuda o viudo, o hijos del causante, el 66% (sesenta y seis por ciento) del básico de pensión.
C) Si se trata de hijos en concurrencia con los padres del causante, el 66% (sesenta y seis por ciento) del básico de pensión.
D) Si se trata exclusivamente de las divorciadas o divorciados, o padres del causante, el 50% (cincuenta por ciento) del básico de pensión.
E) Si se trata de la viuda o viudo en concurrencia con la divorciada o divorciado, sin núcleo familiar, el 66% (sesenta y seis por ciento) del sueldo básico de pensión. Si sólo una de las dos categorías tuviere núcleo familiar, el 9% (nueve por ciento) de diferencia se asignará a esa parte.
Artículo 33.- (Distribución de la asignación de pensión). En caso de concurrencia de beneficiarios, la distribución de la asignación de pensión se efectuará con arreglo a las siguientes normas:
A) A la viuda o viudo, divorciada o divorciado, con núcleo familiar, en concurrencia con otros beneficiarios, le corresponderá el 70% (setenta por ciento) de la asignación de pensión.

Cuando concurran con grupo familiar la viuda o viudo y divorciada o divorciado, la distribución de dicho porcentaje se hará por partes iguales a cada categoría. En el caso de que una sola de las categorías integre núcleo familiar; su cuota parte será superior en un 14% (catorce por ciento) a la del resto de los beneficiarios.

El remanente de la asignación de pensión se distribuirá en partes iguales entre los restantes copartícipes de pensión.
B) A la viuda o viudo, divorciada o divorciado, sin núcleo familiar, en concurrencia con otros beneficiarios, le corresponderá el 60% (sesenta por ciento) de la asignación de pensión.

Cuando concurran la viuda o viudo y divorciada o divorciado, la distribución de dicho porcentaje se hará por partes iguales a cada categoría.

El remanente se distribuirá en partes iguales entre los restantes copartícipes de pensión;
C) En los demás casos, la asignación de pensión se distribuirá en partes iguales.
En caso de las divorciadas o divorciados en concurrencia con otros beneficiarios, el remanente que pudiera surgir de la aplicación del inciso tercero del artículo 26 de la presente ley, se distribuirá en la proporción que corresponda a los restantes beneficiarios.
Artículo 34.- (Reliquidación entre copartícipes de pensión). Cuando un beneficiario falleciere o perdiere su derecho a percibir la pensión, se procederá a reliquidar la asignación de pensión si correspondiera, así como a su distribución, de acuerdo con lo establecido en los artículos anteriores.
Artículo 35.- (Liquidación individual). En cualquier caso de concurrencia de beneficiarios de pensión se liquidará por separado la parte proporcional que corresponda a cada uno de ellos, sin perjuicio de lo establecido en el inciso final del artículo 25 de la presente ley.
CAPITULO VII
CLASIFICACION DE LOS SERVICIOS
Artículo 36.- (Clasificación de los servicios). Los servicios se clasifican en ordinarios y bonificados.
Servicios ordinarios son aquellos que corresponden al tiempo de trabajo registrado en la historia laboral.
Servicios bonificados son aquellos para cuyo cómputo se adiciona tiempo suplementario ficto a la edad real y al período de trabajo registrado en la historia laboral.
Artículo 37.- (Servicios bonificados). El Poder Ejecutivo, mediante reglamentación, determinará los servicios que serán bonificados, ajustándose a los siguientes criterios:
A) Serán bonificados en la proporción de hasta dos años por cada uno, los servicios prestados en actividades cuyo desempeño imponga inevitablemente un riesgo de vida cierto o afecte la integridad física o mental del afiliado, cuando este riesgo resulte a la vez actual, grave y permanente, según índices estadísticos de mortalidad o morbilidad.
B) Serán bonificados en menor proporción:
1) Los servicios prestados en actividades que presenten niveles de inferior riesgo.
2) Los servicios prestados en actividades que, por su naturaleza y características, impongan indistintamente al trabajador un alto grado de esfuerzo de su sistema neuromotor, habilidad artesanal, precisión sensorial o exigencia psíquica, que haga imposible un rendimiento normal y regular mas allá de cierta edad, cuando este carácter sea determinado mediante pericias técnicas y estudios estadísticos ocupacionales.
3) Los servicios prestados en actividades docentes en institutos de enseñanza, públicos o privados habilitados.
Artículo 38.- (Reconocimiento de servicios bonificados). Los servicios bonificados serán reconocidos como tales, cuando el afiliado tenga en ellos una actuación mínima de diez años.
La bonificación de servicios será revisada por el Poder Ejecutivo al menos cada cinco años, realizándose todas las investigaciones, estudios o pericias que permitan determinar que se da adecuado cumplimiento a las condiciones exigidas en el artículo anterior.
Facúltase al Poder Ejecutivo a establecer edades mínimas, a partir de las cuales se aplicará la bonificación de servicios, en los casos de actividades que así lo justifiquen.
Artículo 39.- (Contribución especial por servicios bonificados). Los empleadores que ocupen trabajadores en actividades bonificadas deberán abonar una contribución especial a su cargo, la que será determinada por el Poder Ejecutivo, en base a la bonificación prevista para la actividad, propendiendo a la equivalencia entre ingresos por aportaciones y egresos por prestaciones en el largo plazo.
La referida contribución especial no podrá superar el 100% (cien por ciento) de las sumas de las tasas de los aportes personales y patronales.
La contribución especial no será aplicable a las instituciones mencionadas por el artículo 69 de la Constitución de la República.
La contribución especial, correspondiente a las asignaciones computables comprendidas en el tramo entre $ 5.000 (cinco mil pesos uruguayos) y $ 15.000 (quince mil pesos uruguayos), deberá verterse en la cuenta de ahorro jubilatorio del trabajador.
CAPITULO VIII
REGULACION DE LAS PRESTACIONES
Artículo 40.- (Mínimo de jubilación y subsidio transitorio). El monto mínimo de la asignación de jubilación común, cuando el beneficiario tenga sesenta años de edad, será de $ 550 (quinientos cincuenta pesos uruguayos) mensuales, el que se incrementará en un 12% (doce por ciento) anual por cada año de edad subsiguiente, con un máximo del 120% (ciento veinte por ciento).
El monto mínimo de la asignación de jubilación por incapacidad total, de la jubilación por edad avanzada y del subsidio transitorio por incapacidad parcial será de $ 950 (novecientos cincuenta pesos uruguayos) mensuales.
Para los afiliados comprendidos en el artículo 8º, la asignación de jubilación mínima será el 75% (setenta y cinco por ciento) de los mínimos previstos en los incisos anteriores, según corresponda.
En el caso de percibirse mas de una pasividad o subsidio transitorio por incapacidad parcial, a cargo del Banco de Previsión Social, los mínimos mencionados en los incisos anteriores se aplicarán a la suma de todas las pasividades o subsidios.
Los mínimos establecidos en este artículo se aplicarán a quienes ingresen al goce de las prestaciones a partir del 1º de enero del año 2003, rigiendo hasta esa fecha lo dispuesto en el artículo 75 de la presente ley.
Artículo 41.- (Máximo de jubilación y subsidio). La asignación de jubilación común, por incapacidad total y por edad avanzada y las del subsidio transitorio por incapacidad parcial otorgadas de acuerdo al régimen de jubilación por solidaridad intergeneracional, no podrá exceder de $ 4.125 (cuatro mil ciento veinticinco pesos uruguayos), sin perjuicio de la prestación que pueda corresponder de acuerdo al régimen de jubilación por ahorro individual obligatorio.
Artículo 42.- (Monto del subsidio para expensas funerarias). El monto del subsidio para expensas funerarias, a que refiere el artículo 46 del llamado Acto Institucional Nº 9, de 23 de octubre de 1979, será de $ 2.300 (dos mil trescientos pesos uruguayos).
CAPITULO IX
DE LA PRESTACION ASISTENCIAL NO CONTRIBUTIVA
Artículo 43.- (Prestación asistencial no contributiva por vejez o invalidez). Será beneficiario de la pensión a la vejez e invalidez, todo habitante de la República que carezca de recursos para subvenir a sus necesidades vitales y tenga setenta años de edad o, en cualquier edad, esté incapacitado en forma absoluta para todo trabajo remunerado.
Quienes tengan ingresos de cualquier naturaleza u origen inferiores al monto de esta prestación o beneficio, recibirán únicamente la diferencia entre ambos importes.
Los extranjeros o ciudadanos legales, para poder acceder al beneficio, deberán tener, por lo menos, quince años de residencia continuada en el país.
TITULO IV
DEL SEGUNDO NIVEL
CAPITULO I
DEL REGIMEN DE JUBILACION POR AHORRO INDIVIDUAL OBLIGATORIO
Artículo 44.- (Alcance del régimen). El régimen de jubilación por ahorro individual obligatorio alcanza a los afiliados activos del Banco de Previsión Social en las siguientes situaciones:
A) Por el tramo de las asignaciones computables superiores a $ 5.000 (cinco mil pesos uruguayos) y hasta $ 15.000 (quince mil pesos uruguayos) mensuales.
B) Por las asignaciones computables o tramo de las mismas, hasta los $ 5.000 (cinco mil pesos uruguayos) mensuales, siempre que hubieren realizado la opción prevista en el artículo 8º de la presente ley.
C) En los casos previstos en el inciso tercero del artículo 8º de la presente ley.
Artículo 45.- (Recursos del régimen de jubilación por ahorro individual obligatorio). Las cuentas de ahorro individual a cargo de las entidades administradoras, tendrán los siguientes recursos:
A) Los aportes personales jubilatorios de los trabajadores dependientes y no dependientes, sobre las asignaciones computables superiores a $ 5.000 (cinco mil pesos uruguayos) hasta $ 15.000 (quince mil pesos uruguayos) mensuales.
B) Los aportes personales jubilatorios de quienes hayan hecho la opción de acuerdo al artículo 8º de la presente ley de quienes estén comprendidos en el inciso tercero del citado artículo.
C) La contribución patronal especial por servicios bonificados prevista en el artículo 39 de la presente ley.
D) Los depósitos voluntarios que realice el afiliado.
E) Los depósitos convenidos que realice cualquier persona física o jurídica a nombre del afiliado.
F) Las sanciones pecuniarias por infracciones tributarias sobre los aportes destinados a este régimen (artículo 93 del Código Tributario);
G) La rentabilidad mensual del fondo de ahorro previsional que corresponda a la participación de la cuenta de ahorro individual en el total del mismo, al comienzo del mes de referencia, sin perjuicio de las transferencias desde y hacia el Fondo de Fluctuación de Rentabilidad y desde la Reserva Especial.
Artículo 46.- (Recaudación de los aportes obligatorios). Los aportes mencionados en los literales A), B), y C) del artículo anterior son contribuciones especiales de seguridad social y serán recaudados, en forma nominada, por el Banco de Previsión Social, sujetos a los mismos procedimientos y oportunidades que los demás tributos que recauda.
La recaudación de las sanciones pecuniarias establecidas en el literal F) del artículo 45 de la presente ley se distribuirá en la cuentas de ahorro individual, en lo pertinente.
Dentro del plazo que establecerá la reglamentación, con un máximo de hasta quince días hábiles después de vencido el mes de recaudación, el Banco de Previsión Social deberá hacer el cierre y la versión de los aportes obligatorios a cada entidad administradora y deberá remitir a la misma la relación de los afiliados comprendidos, los sueldos de aportación y los importes individuales depositados.
Artículo 47.- (Acreditación de los aportes). Los aportes y los montos por sanciones pecuniarias correspondientes a infracciones tributarias, transferidos por el Banco de Previsión Social con destino a cada entidad administradora, según lo establecido en el artículo anterior, serán acreditados en las respectivas cuentas de ahorro individual dentro del plazo de cuarenta y ocho horas.
Artículo 48.- (Depósitos voluntarios). El afiliado cualquiera sea su nivel de ingresos, podrá efectuar, directamente en la entidad administradora, depósitos voluntarios con el fin de incrementar el ahorro acumulado a su cuenta personal.
Artículo 49.- (Depósitos convenidos). Los depósitos convenidos consisten en importes de carácter único o periódico, que cualquier persona física o jurídica convenga con el afiliado depositar en la respectiva cuenta de ahorro personal. Estos depósitos tendrán la misma finalidad que la descrita en el artículo anterior y podrán ingresarse a la Administradora en forma similar.
Los depósitos convenidos deberán realizarse mediante contrato por escrito, que será remitido a la entidad administradora en la que se encuentra afiliado, con una anticipación de treinta días a la fecha en que deba efectuarse el único o primer depósito.
Facúltase al Poder Ejecutivo, a los fines de su consideración tributaria, a determinar topes máximos al monto o porcentaje de estos depósitos.
CAPITULO II
DE LAS PRESTACIONES POR VEJEZ, INVALIDEZ Y SOBREVIVENCIA
Artículo 50.- (Clasificación de las prestaciones). Las prestaciones por vejez, invalidez y sobrevivencia, con cargo a las cuentas de ahorro individual, son las jubilaciones, el subsidio transitorio por incapacidad parcial y las pensiones de sobrevivencia.
CAPITULO III
DE LAS CONDICIONES DE ACCESO A LAS PRESTACIONES
Artículo 51.- (Condiciones del derecho jubilatorio). El acceso a las prestaciones de jubilación del régimen de ahorro individual obligatorio, se regirá por los mismos requisitos aplicables al régimen de jubilación por solidaridad intergeneracional, de acuerdo a lo establecido en los artículos 18, 19 y 20 de la presente ley.
Artículo 52.- (Derecho del afiliado incapacitado sin causal). En el caso que el afiliado se haya incapacitado en forma absoluta y permanente para todo trabajo y no tenga derecho a las prestaciones a que hace referencia el artículo 19 de la presente ley, la entidad administradora procederá, a opción del afiliado, a reintegrarle los fondos acumulados en la cuenta de ahorro individual o a transferir los mismos a una empresa aseguradora, a efectos de la constitución de un capital para la obtención de una prestación mensual.
Artículo 53.- (Condiciones del derecho pensionario). Las pensiones de sobrevivencia del régimen de jubilación por ahorro individual obligatorio se regirán por lo dispuesto en los artículos 25,26,32,33, 34, y 35 de la presente ley.
El sueldo básico de pensión será el equivalente a la prestación mensual que estuviere percibiendo, por este régimen, el afiliado jubilado o la que le hubiese correspondido al afiliado activo a la fecha de su fallecimiento, con un mínimo equivalente a la jubilación por incapacidad total conforme al artículo 59 de la presente ley.
CAPITULO IV
DEL FINANCIAMIENTO,
DETERMINACION Y DEMAS CONDICIONES DE LAS PRESTACIONES
Artículo 54.- (Financiamiento de la jubilación común, de la jubilación por edad avanzada y de las pensiones de sobrevivencia que de ellas se derivan). Las prestaciones de jubilación común, de la jubilación por edad avanzada y de las pensiones de sobrevivencia que de ellas se derivan se financiarán con el saldo acumulado en la cuenta de ahorro individual que tenga el afiliado en la entidad administradora, al momento del cese en todas las actividades comprendidas por el Banco de Previsión Social, con causal jubilatoria configurada o permaneciendo en actividad siempre que tenga un mínimo de sesenta y cinco años de edad (artículo 6º, "in fine", de la presente ley) o desde la fecha de la solicitud si fuera posterior.
Artículo 55.- (Determinación de la jubilación común y de la jubilación por edad avanzada). La asignación inicial de la jubilación común y de la jubilación por edad avanzada se determinará en base al saldo acumulado en la cuenta de ahorro individual, a la fecha de traspaso de los fondos desde la entidad administradora a la empresa aseguradora, a la expectativa de vida del afiliado fijada en la forma establecida por el artículo 6º de la presente ley y a la tasa de interés respectiva.
Artículo 56.- (Pago de las prestaciones). Las prestaciones mencionadas en el artículo anterior serán abonadas por una empresa aseguradora, ajustándose a las siguientes condiciones:
A) El contrato en el que se estipule el pago mensual de dicha prestación será realizado por el afiliado con una empresa aseguradora, a su elección, conforme a los procedimientos que establezcan las normas reglamentarias. La entidad administradora, una vez notificada por el afiliado, quedará obligada a traspasar a la empresa aseguradora los fondos de la cuenta de ahorro individual;
B) A partir de la celebración de dicho contrato, la empresa aseguradora será la única responsable y obligada al pago de la prestación correspondiente al beneficiario hasta su fallecimiento y a partir de éste, al pago de las eventuales pensiones de sobrevivencia.
Artículo 57.- (Financiamiento de la jubilación por incapacidad total, subsidio transitorio por incapacidad parcial y pensión de sobrevivencia por fallecimiento en actividad). Las prestaciones de jubilación por incapacidad total, subsidio transitorio por incapacidad parcial y pensión de sobrevivencia por fallecimiento en actividad o en goce de las prestaciones mencionadas, serán financiadas por cada entidad administradora, mediante la contratación, con una empresa aseguradora, de un seguro colectivo de invalidez y fallecimiento.
El seguro colectivo contratado no exime a la entidad administradora de las responsabilidades y obligaciones emergentes de la cobertura de los riesgos mencionados en el inciso primero de este artículo.
El Banco Central del Uruguay fijará las pautas mínimas a que deberá ajustarse dicho contrato de seguro.
Artículo 58.- (Afectación del capital acumulado). A los efectos del seguro contratado para la cobertura de los riesgos mencionados en el artículo anterior, el capital acumulado en la cuenta de ahorro del afiliado en la entidad administradora, a la fecha en que se produzca la incapacidad total, el fallecimiento en actividad o el fallecimiento en el goce del subsidio transitorio por incapacidad parcial será vertido en la empresa aseguradora imputándose como pago parcial de la prima del seguro colectivo mencionado en el artículo anterior.
Artículo 59.- (Determinación de la jubilación por incapacidad total y del subsidio transitorio por incapacidad parcial). La empresa aseguradora pagará una jubilación por incapacidad total o un subsidio transitorio por incapacidad parcial, igual al 45% (cuarenta y cinco por ciento) del promedio mensual de las asignaciones computables actualizadas de acuerdo a lo dispuesto en el inciso final del artículo 27 de la presente ley, sobre las que se aportó al Fondo Previsional en los últimos diez años de actividad o período efectivo menor de aportación.
Artículo 60.- (Regulación de las prestaciones). Las prestaciones mencionadas en el presente capítulo se ajustarán por el procedimiento y en las oportunidades establecidas en elartículo 67 de la Constitución de la República.
TITULO V
DEL REGIMEN APLICABLE A LOS AFILIADOS
CON CAUSAL JUBILATORIA
CAPITULO UNICO
Artículo 61.- (Regulación). Los afiliados activos del Banco de Previsión Social que, al 31 de diciembre de 1996, tengan configurada causal jubilatoria por actividades comprendidas en dicho organismo, se regirán por el régimen vigente a la fecha de promulgación de la presente ley, salvo lo dispuesto en el artículo 63 (Aplicación del régimen más beneficioso).
Los docentes de los institutos de enseñanza pública y privada habilitados que computen no menos de veinticinco años de actividad docente efectiva al 31 de diciembre de 1996, se regirán por el régimen vigente para esa actividad a la fecha de promulgación de la presente ley, sin perjuicio de lo dispuesto por el artículo 63 (Aplicación del régimen más beneficioso).
Las disposiciones de la presente ley no se aplicarán a las prestaciones en curso de pago a la fecha de su vigencia.
Artículo 62.- (Opción por el nuevo régimen). Los afiliados comprendidos en los incisos primero y segundo del artículo anterior, podrán optar ante el Banco de Previsión Social, por el régimen establecido en los Títulos I a IV, dentro del plazo de ciento ochenta días siguientes al de la vigencia de la presente ley.
Artículo 63.- (Aplicación del régimen más beneficioso). Al efectuarse por el Banco de Previsión Social la liquidación de la pasividad correspondiente a los afiliados comprendidos en el artículo 61 de la presente ley y que no hubieren realizado la opción del artículo anterior, se aplicará de oficio el régimen más conveniente al afiliado. A tal efecto se considerará:
A) En forma integral el Régimen General de Pasividades vigente a la fecha de sanción de la presente ley.
B) El referido Régimen General de Pasividades con excepción del sueldo básico de jubilación, mínimo y máximo de jubilación, que serán los que resulten de la aplicación de los artículos 71, 75 y 76 de la presente ley, respectivamente, tomándose las fechas en ellos indicadas o referidas con respecto al cese en la actividad;
C) Para aquellos afiliados activos que a partir de la entrada en vigencia de la presente ley y hasta el 31 de diciembre del año 2002 se ampararen a la jubilación con sesenta y cinco años o más años de edad, el régimen de transición establecido en los artículos 66, 69,71, 72, 73, 74 del Título VI de la presente ley y las asignaciones de jubilación mínimas y máximas fijadas para el año 2003 en los artículos 75 y 76 de la presente ley, sin perjuicio de lo establecido en el inciso tercero de este último artículo.
A los efectos de la determinación del sueldo básico jubilatorio de los afiliados comprendidos en este literal, no se tomarán en cuenta las fechas de configuración de causal establecidas en el artículo 71 de la presente ley.
TITULO VI
DEL REGIMEN DE TRANSICION
CAPITULO I
ALCANCE DEL REGIMEN
Artículo 64.- (Ambito de aplicación). Los afiliados al Banco de Previsión Social que, a la fecha de entrada en vigencia de la presente ley, cuenten con cuarenta o más años de edad cumplidos, y no configuren causal jubilatoria al 31 de diciembre de 1996, por actividades comprendidas en dicho organismo, se regirán por las disposiciones de este Título, salvo que realicen la opción prevista en el artículo siguiente.
Artículo 65.- (Opción). Los afiliados comprendidos en el artículo anterior podrán optar por el régimen establecido en los Títulos I a IV, dentro del plazo de ciento ochenta días siguientes a la vigencia de la presente ley.
CAPITULO II
DE LAS PRESTACIONES
Artículo 66.- (Prestaciones). Las prestaciones serán las indicadas en los artículos 15 y 16 de la presente ley.
Artículo 67.- (Causal de jubilación común). Para configurar causal de jubilación común, se requiere un mínimo de treinta y cinco años de servicios reconocidos en las condiciones establecidas en el artículo 77 de la presente ley y el cumplimiento, de una edad mínima, de acuerdo al siguiente detalle:
1) Para el hombre, el cumplimiento de sesenta años de edad.
2) Para la mujer, el cumplimiento de una edad mínima de:
a) Cincuenta y seis años a partir del 1º de enero de 1997.
b) Cincuenta y siete años a partir del 1º de enero de 1998.
c) Cincuenta y ocho años a partir del 1º de enero del 2000.
d) Cincuenta y nueve años a partir del 1º de enero del 2001.
A partir del 1º de enero del año 2003 la edad mínima de jubilación de la mujer, por la causal común, será de sesenta años.
Artículo 68.- (Causal de jubilación por edad avanzada). Para configurar causal de jubilación por edad avanzada se requiere:
A) Un mínimo de servicios reconocidos en las condiciones establecidas en el artículo 77 de la presente ley de:
a) Once años de servicios a partir del 1º de enero de 1997.
b) Doce años de servicios a partir del 1º de enero de 1998.
c) Trece años de servicios a partir del 1º de enero del 2000.
d) Catorce años de servicios a partir del 1º de enero del 2001.
A partir del 1º de enero del año 2003 se requerirá un mínimo de 15 años de servicios.
B) El cumplimiento de una edad mínima, de acuerdo al siguiente detalle:
1) Para el hombre, el cumplimiento de setenta años de edad.
2) Para la mujer, el cumplimiento de una edad mínima de.
a) Sesenta y seis años a partir del 1º de enero de 1997.
b) Sesenta y siete años a partir del 1º de enero de 1998.
c) Sesenta y ocho años a partir del 1º de enero del 2000.
d) Sesenta y nueve años a partir del 1º de enero del 2001.
A partir del 1º de enero del 2003, se requerirá, para la mujer, un mínimo de setenta años de edad para configurar la causal por edad avanzada.
Artículo 69.- (Jubilación por incapacidad total). La causal jubilatoria por incapacidad total se regirá por lo dispuesto en el artículo 19 de la presente ley, salvo en lo que hace a los períodos mínimos indicados en los literales A) y C) del mismo, los que se entenderán referidos a años de servicios reconocidos en las condiciones establecidas en el artículo 77 de la presente ley.
Artículo 70.- (Subsidio transitorio por incapacidad parcial). El subsidio transitorio por incapacidad parcial se regirá por las disposiciones establecidas en los artículos 22, 23 y 24de la presente ley. Para el caso de la mujer, a efectos de la aplicación del artículo 24 de la presente ley, se tomarán en cuenta las fechas y edades mínimas previstas en elartículo 67 de la presente ley.
Artículo 71.- (Sueldo básico jubilatorio). El sueldo básico jubilatorio se determinará:
A) Para quienes configuren causal a partir del 1º de enero del año 1997, por el promedio mensual de las asignaciones computables actualizadas de los diez últimos años de servicios reconocidos en las condiciones establecidas en el artículo 77 de la presente ley.
B) Para quienes configuren en los años siguientes y hasta que se disponga de un período de veinte años registrados en la historia laboral, por el promedio mensual de las asignaciones computables actualizadas de los diez últimos años de servicios, siempre que tal promedio no exceda en un 5% (cinco por ciento) el promedio mensual de las asignaciones computables actualizadas del período registrado, si este fuere menor de veinte y mayor de diez años. Si excediere se aplicará este último promedio con el referido incremento.

Si fuera más favorable para el trabajador, el sueldo básico de jubilación será el promedio mensual de las asignaciones computables del período registrado en la historia laboral si este fuere menor de veinte y mayor de diez años.
C) Cuando se disponga de un período de veinte años registrados en la historia laboral, se aplicará lo dispuesto en los tres primeros incisos artículo 27 de la presente ley.
D) Tratándose de jubilación por incapacidad total y de jubilación por edad avanzada, si el tiempo de servicios computados no alcanza el período o períodos de cálculo indicados en los apartados anteriores de este artículo, se tomará el promedio de asignaciones computables actualizadas correspondiente al período o períodos de servicios reconocidos en las condiciones establecidas en el artículo 77 de la presente ley, o períodos efectivamente registrados.

La actualización se hará en la forma indicada en el artículo 27 de la presente ley.
Artículo 72.- (Asignación de jubilación común). La asignación de jubilación común será la que resulte de la aplicación del artículo 29 de la presente ley.
Artículo 73.- (Asignación de jubilación por edad avanzada). La asignación de jubilación por edad avanzada se regirá por lo dispuesto en el artículo 29 de la presente ley, no pudiendo superar la que resultaría de lo dispuesto en el literal e) del artículo 53 del llamado Acto Institucional Nº 9, de 23 de octubre de 1979, en la redacción dada por el artículo 62 de la Ley Especial Nº 7, de 23 de diciembre de 1983.
Artículo 74.- (Asignación de jubilación por incapacidad total y subsidio transitorio por incapacidad parcial). La asignación de jubilación por incapacidad total y el monto mensual del subsidio transitorio por incapacidad parcial serán equivalentes al 65% (sesenta y cinco por ciento) del sueldo básico establecido de acuerdo al artículo 71 de la presente ley.
Artículo 75.- (Monto mínimo de jubilación). El monto mínimo de la asignación de jubilación común, para quienes ingresen en el goce de la pasividad a partir del 1º de enero de 1997 será de $ 550 (quinientos cincuenta pesos uruguayos).
El referido monto mínimo será incrementado en un 4% (cuatro por ciento) anual a partir del 1º de enero del año 1999, por cada año de edad que exceda los sesenta al ingresar al goce de la pasividad.
Dicho porcentaje será del 8% (ocho por ciento) a partir del 1º de enero del año 2001 y 12% (doce por ciento) a partir del 1º de enero del año 2003, con un máximo del 120% (ciento veinte por ciento).
El monto mínimo de la asignación mensual de jubilación por incapacidad total, de la jubilación por edad avanzada y del subsidio transitorio por incapacidad parcial, será de $ 550 (quinientos cincuenta pesos uruguayos) a partir del 1º de enero de 1997, $ 680 (seiscientos ochenta pesos uruguayos) a partir del 1º de enero de 1999, $ 810 (ochocientos diez pesos uruguayos) a partir del 1º de enero del año 2001 y $ 950 (novecientos cincuenta pesos uruguayos) a partir del 1º de enero del año 2003.
Cuando se acumule mas de una pasividad o subsidio, servidos por el Banco de Previsión Social, el mínimo resultante, de acuerdo a los incisos anteriores de este artículo, será igualmente aplicable a la suma de todas las pasividades o subsidios que perciba el titular o beneficiario.
Artículo 76.- (Máximo de jubilación y subsidio transitorio por incapacidad parcial). La asignación máxima de jubilación común, por incapacidad total y por edad avanzada y la del subsidio transitorio por incapacidad parcial para quienes ingresen al goce de la pasividad o subsidio a partir del 1º de enero de 1997, será de $ 4.300 (cuatro mil trescientos pesos uruguayos), el que se elevará en $ 300 (trescientos pesos uruguayos) por año para quienes lo hagan en los seis años siguientes.
Para quienes ingresen al goce de la pasividad o subsidio a partir del 1º de enero del año 2003 el monto máximo de la prestación será de $ 6.100 (seis mil cien pesos uruguayos).
Cuando se acumule mas de una pasividad o subsidio, servidos por el Banco de Previsión Social, o en los casos de las asignaciones de pasividad que, a la fecha de sanción de la presente ley, tengan un monto máximo establecido en quince veces el importe del Salario Mínimo Nacional mensual el máximo será el vigente al 1º de mayo de 1995, el que se ajustará de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 12 de la presente ley.
Artículo 77.- (Reconocimiento de servicios). Los servicios de los afiliados al Banco de Previsión Social, prestados con anterioridad a la implementación de la historia laboral, se reconocerán por el mencionado organismo cuando sean acreditados ante el mismo mediante prueba documental tanto en los años de actividad, como en el monto computable y en el caso de los no dependientes las aportaciones correspondientes.
La reglamentación podrá admitir otros medios de prueba, a los efectos de acreditar servicios anteriores a la fecha de entrada en vigencia de la historia laboral, solamente cuando se trate de una única pasividad.
Los trabajadores dependientes no deberán probar la aportación ni serán responsables por la misma.
Los afiliados activos deberán efectuar, en los plazos, forma, condiciones y requisitos que la reglamentación a dictar establezca, una declaración detallada de todos sus servicios anteriores. Vencidos los plazos establecidos por dicha reglamentación no se admitirá la denuncia de servicios anteriores.
Los servicios posteriores a la implementación efectiva de la historia laboral, sólo se reconocerán en tanto estén registrados en la misma.
Artículo 78.- (Pensión a la vejez e invalidez). Las modificaciones al beneficio de la pensión a la vejez e invalidez previsto por el artículo 43 de la presente ley, serán de aplicación a partir del 1º de enero de 1997.
Artículo 79.- (Régimen pensionario). Las modificaciones establecidas en el Titulo III al régimen de pensiones entrarán en vigencia a partir de los diez días siguientes al de la fecha de publicación de la presente ley.
El régimen pensionario aplicable, en cada caso, será el vigente a la fecha de configuración de la respectiva causal de pensión.
TITULO VII
DEL BANCO DE PREVISION SOCIAL Y
DEL REGISTRO DE HISTORIA LABORAL
CAPITULO I
DEL BANCO DE PREVISION SOCIAL
Artículo 80.- (Cometidos. Modificación). Sustitúyense los numerales 4) y 6) del artículo 4º de la Ley Nº 15.800, de 17 de enero de 1986, por los siguientes:
"4) Proponer al Poder Ejecutivo, la fijación del monto de las prestaciones a su cargo y ajustar en forma provisoria o definitiva, según el caso, las asignaciones de jubilación y pensión a su cargo, de acuerdo a lo dispuesto por el artículo 67 de la Constitución de la República".
"6) Llevar el registro de historias laborales y los demás registros y cuentas de sus afiliados activos, pasivos y contribuyentes, de acuerdo a las leyes y reglamentaciones pertinentes".
Artículo 81.- (Cometidos. Incorporación). Agrégase al artículo 4º de la Ley Nº 15.800, de 17 de enero de 1986, el siguiente numeral:
"15) Constituir y organizar, con independencia del patrimonio del ente y en régimen de derecho privado, actuando solo o en forma conjunta con instituciones financieras del Estado, una entidad administradora de fondos de ahorro previsional".
Artículo 82.- (Cometidos. Sustitución). Sustitúyese el artículo 9º de la Ley Nº 15.800, de 17 de enero de 1986, en la redacción dada por el artículo 548 de la Nº Ley 16.170, de 28 de diciembre de 1990, por el siguiente:
"ARTICULO 9º (Competencias del Directorio del Banco de Previsión Social). Las competencias del Directorio del Banco de Previsión Social serán las siguientes:
1) Efectuar el planeamiento estratégico de la institución y el control general de la gestión y dirigir el servicio a su cargo con las más amplias facultades de administración y disposición.
2) Atribuir, mediante la modalidad de desconcentración, las materias propias de su competencia, incluidas las correspondientes a Activos y Pasivos entre otras, a los diversos órganos que conformen la estructura del Banco, sin perjuicio de su derecho de avocación sobre los asuntos que, a su juicio, así lo justifiquen.

Dicha atribución, podrá ser ejercida en las oportunidades y condiciones que se determinen por el propio Directorio.
3) Designar y cesar al Gerente General y a los titulares de los órganos desconcentrados que existieren, debiendo contar para ello con cuatro votos conformes.
4) El Directorio del Banco de Previsión Social a través de su Presidente o de la Gerencia General en su caso eje

Expand

Ley Nº 19.162 RÉGIMEN DE AHORRO INDIVIDUAL JUBILATORIO

Ley Nº 19.162
RÉGIMEN DE AHORRO INDIVIDUAL JUBILATORIO
MODIFICACIÓN
El Senado y la Cámara de Representantes de la República Oriental del Uruguay, reunidos en Asamblea General,
DECRETAN:
________________________________________
Artículo 1º. (Revocación de la opción por el régimen mixto).- Todas las personas que contaran con cuarenta o más años de edad al 1º de abril de 1996 y que, sin encontrarse obligatoriamente comprendidas en el régimen previsional mixto (Títulos I a IV de la Ley Nº 16.713, de 3 de setiembre de 1995) optaron por el mismo en forma voluntaria, podrán, en las condiciones que establece la presente ley, dejar sin efecto dicha opción, con carácter retroactivo a la fecha en que la realizaron, siempre que no se encontraren en goce de alguna jubilación servida al amparo del régimen previsional mixto.
Artículo 2º. (Revocación de la opción prevista en el artículo 8º de la Ley Nº 16.713, de 3 de setiembre de 1995).- Siempre que no se hallaren en goce de alguna jubilación servida al amparo del régimen previsional mixto, todas las personas podrán dejar sin efecto, con carácter retroactivo a la fecha en que la hubieren realizado, la opción prevista en el artículo 8º de la Ley Nº 16.713, de 3 de setiembre de 1995, en las condiciones que establece la presente ley.
Artículo 3º. (Características de las revocaciones).- Las revocaciones a que refieren los artículos anteriores podrán realizarse por una sola vez, tendrán carácter irrevocable y se formalizarán ante el Banco de Previsión Social.
Artículo 4º. (Asesoramiento obligatorio del Banco de Previsión Social).¬ Para efectuar cualquiera de las revocaciones previstas por los artículos 1º y 2º de la presente ley, el interesado deberá contar preceptivamente con el previo asesoramiento por parte del Banco de Previsión Social, siendo obligación de este organismo brindarlo.
A tales efectos, las Administradoras de Fondos de Ahorro Previsional deberán remitir a dicho Instituto, dentro del plazo que la reglamentación determine, la información del fondo acumulado por el afiliado de que se trate, la que incluirá, cuando menos, el detalle de todos los movimientos de la cuenta de ahorro individual, indicándose tipo de movimiento, fecha e importe de los mismos en Unidades Reajustables, sin perjuicio de otros datos cuyo suministro podrá disponer la reglamentación.
El asesoramiento a brindar por el Banco de Previsión Social deberá contener, conforme a lo que establezca la reglamentación, un análisis de la trayectoria laboral del afiliado y una proyección estimativa de las eventuales prestaciones a que este podría acceder según la decisión que adoptare.
Artículo 5º. (Reserva del derecho).- La presentación de la solicitud ante el Banco de Previsión Social para que este brinde el asesoramiento a que refiere el artículo anterior, solo podrá efectuarse en las oportunidades previstas en los dos artículos siguientes y constituirá, al mismo tiempo, el único medio hábil para hacer reserva del derecho a efectuar las revocaciones correspondientes.
Artículo 6º. (Solicitud de asesoramiento para ampararse al artículo 1º).- A los efectos de ampararse a lo previsto en el artículo 1º, la solicitud del asesoramiento preceptuado en el artículo 4º solo podrá efectuarse dentro del término de dos años a contar de la entrada en vigencia de la presente ley.
Artículo 7º. (Solicitud de asesoramiento para ampararse al artículo 2º).- A los efectos de ampararse a lo previsto en el artículo 2º, la solicitud del asesoramiento preceptuado en el artículo 4º solo podrá efectuarse:
1) desde el momento en que el interesado contare con, por lo menos, cuarenta años de edad y hasta que cumpliere los cincuenta años de edad; o
2) dentro del término de dos años a contar de la fecha de entrada en vigencia de la presente ley, en el caso de quienes superaren los cuarenta y ocho años de edad a dicha fecha.
Artículo 8º. (Plazo para brindar el asesoramiento).- El Banco de Previsión Social deberá brindar el asesoramiento a que refiere el artículo 4º de la presente ley dentro del término máximo de un año a contar de la fecha de presentación de la solicitud respectiva.
Facúltase al Poder Ejecutivo a extender dicho plazo hasta por un año más para colectivos de afiliados determinados en función de su edad, ante circunstancias excepcionales y por resolución fundada.
Artículo 9º. (Oportunidad de las revocaciones).- Las revocaciones a que refieren los artículos 1º y 2º de la presente ley solo podrán realizarse dentro de los 90 (noventa) días siguientes a aquel en que se brindare al interesado el asesoramiento previsto en el artículo 4º de la misma.
De no formularse las mismas en ese plazo, o de no comparecer el interesado a recibir el referido asesoramiento, en los términos y condiciones que establezca el Banco de Previsión Social, quedará sin efecto el trámite.
La reglamentación a dictarse por el Poder Ejecutivo podrá habilitar la presentación, por única vez, de una nueva solicitud en las condiciones establecidas en los artículos 5º a 7º de la presente ley, para poder hacer uso de los derechos previstos en los artículos 1º y 2º de la misma.
Artículo 10. (Asesoramiento de las AFAPs).- En oportunidad de recibir opciones relacionadas con el régimen de ahorro individual, las Administradoras de Fondos de Ahorro Previsional deberán proporcionar al afiliado amplia información sobre los regímenes de jubilación instaurados por la Ley Nº 16.713, de 3 de setiembre de 1995.
A tales efectos, el Banco de Previsión Social deberá proporcionar material gráfico explicativo, el que contendrá, además, análisis de casos concretos sobre los aspectos más destacables de dichos regímenes.
Este material deberá ser entregado por las Administradoras a los interesados, con carácter previo e independiente a la instrumentación de la opción que estos realicen.
El Banco Central del Uruguay controlará el cumplimiento por parte de las Administradoras de lo previsto en el presente artículo, pudiendo aplicarles, en caso de incumplimiento, las sanciones a que refiere el artículo 136 de la Ley Nº 16.713, de 3 de setiembre de 1995.
Artículo 11. (Consentimiento informado).- Siempre que se formalizaren las revocaciones previstas en los artículos 1º y 2º de la presente ley, así como la opción establecida por el artículo 8º de la Ley Nº 16.713, de 3 de setiembre de 1995, deberá constar expresamente el consentimiento informado del interesado, en los términos que establezca la reglamentación.
Artículo 12. (Compensación y transferencia del saldo acumulado).- La deuda con el Banco de Previsión Social por los aportes transferidos a la Administradora de Fondos de Ahorro Previsional en virtud de las opciones dejadas sin efecto según lo previsto por los artículos 1º y 2º de la presente ley, se compensará automáticamente y en un todo con los fondos que habrá de transferir la Administradora al referido Instituto, y que serán:
1) en el caso del ejercicio del derecho a que refiere el artículo 1º de la presente ley, el total acumulado en la cuenta de ahorro individual del afiliado;
2) en el caso del ejercicio del derecho a que refiere el artículo 2º de la presente ley, la porción acumulada en dicha cuenta, con su correspondiente rentabilidad incluida, generada por las aportaciones cuya versión a la Administradora, no estando impuesta por ley, hubiere obedecido exclusivamente a la opción del afiliado, salvo los depósitos voluntarios o convenidos (artículos 48 y 49 de la Ley Nº 16.713, de 3 de setiembre de 1995) con sus respectivas rentabilidades.
Las referidas sumas deberán ser transferidas al Banco de Previsión Social, en la forma que determine la reglamentación, en un plazo de cinco días hábiles de efectuada la solicitud por dicho Instituto.
El carácter retroactivo de las revocaciones previstas en los artículos 1º y 2º de la presente ley no aparejará, en ningún caso, reintegros de especie alguna al interesado por concepto de comisiones o de primas que se hubieren descontado o abonado durante su permanencia en el régimen de jubilación por ahorro individual.
Las revocaciones antedichas importarán la cesión de pleno derecho al Banco de Previsión Social, por parte del afiliado, de todo saldo que resultare a favor de este una vez efectuada la compensación a que refiere el inciso primero de este artículo, así como la remisión del eventual saldo a favor de dicho Instituto que resultare de tal compensación.
Artículo 13. (Reintegro de aportes).- Quienes efectuaren la revocación establecida en el artículo 1º de la presente ley, deberán abonar al Banco de Previsión Social, sin multas ni recargos, los aportes personales no realizados correspondientes a las asignaciones computables del tercer nivel previsto por el literal C) del artículo 7º de la Ley Nº 16.713, de 3 de setiembre de 1995, de conformidad con la normativa aplicable. Los adeudos se convertirán a Unidades Reajustables de acuerdo a la cotización de cada mes en que debió efectuarse el aporte del mes de cargo correspondiente.
A tales efectos, el Banco de Previsión Social realizará este cálculo y lo informará preceptivamente al interesado en la oportunidad prevista en el artículo 4º de la presente ley, sujeto a la reliquidación que pudiera corresponder de acuerdo al monto de la deuda al momento de la versión de los fondos al Banco de Previsión Social.
El monto resultante será pagadero en hasta 72 (setenta y dos) cuotas mensuales calculadas en Unidades Reajustables.
Artículo 14. (Cálculo del sueldo básico jubilatorio).-A los efectos del cálculo del sueldo básico jubilatorio, el Banco de Previsión Social considerará:
1) en el caso de quienes se ampararen a lo previsto en el artículo 1º de la presente ley, la totalidad de las asignaciones computables, conforme a lo establecido por los Títulos V y VI de la Ley Nº 16.713, de 3 de setiembre de 1995;
2) en el caso de quienes se ampararen a lo previsto en el artículo 2º de la presente ley, las asignaciones computables hasta el tope establecido por el inciso cuarto del artículo 27 de la Ley Nº 16.713, de 3 de setiembre de 1995 y normas concordantes, no siendo de aplicación, en estos casos, lo previsto en el artículo 28 de la referida ley.
Artículo 15. (Afiliados con servicios bonificados).-A los efectos del cálculo de la expectativa de vida a que refieren los artículos 6º y 55 de la Ley Nº 16.713, de 3 de setiembre de 1995, en el caso de afiliados con derecho a computar servicios bonificados, se considerará la edad real más la correspondiente bonificación.
Artículo 16. (Asignación y cambio de Administradora. Modificaciones).¬ Modifícanse los artículos 108, 109 y 110 de la Ley Nº 16.713, de 3 de setiembre de 1995, los que quedarán redactados de la siguiente manera:
"ARTÍCULO 108.- (Asignación de Administradora).- En los casos de afiliados que no realizaren la elección de Administradora, la asignación de la misma será efectuada por el Banco de Previsión Social de acuerdo a los siguientes criterios:
1) en caso de que más de una Administradora registrare la comisión de administración más baja del régimen, los afiliados serán distribuidos por partes iguales entre ellas;
2) si solo una Administradora cumpliere esa condición, los afiliados serán distribuidos, por partes iguales, entre esa y la que registrare la segunda comisión por administración más baja del régimen, salvo lo previsto en el numeral 4) de este artículo;
3) si dos o más Administradoras registraren la segunda comisión por administración más baja del régimen, el 50% (cincuenta por ciento) de los afiliados que les corresponderían conforme al numeral anterior se distribuirá por partes iguales entre ellas;
4) si la diferencia entre las dos comisiones de administración más bajas del régimen superare el 20% (veinte por ciento) del valor de la menor de las mismas, los afiliados serán asignados en su totalidad a la Administradora que registrare la menor comisión de administración. Dicho margen de diferencia será de 70% (setenta por ciento) durante el primer año de vigencia de la presente ley, de 50% (cincuenta por ciento) durante el segundo, y a partir del tercero se reducirá a razón de diez puntos porcentuales por año, hasta alcanzar el 20% (veinte por ciento) referido.
Las comisiones de administración a considerar para efectuar las comparaciones previstas en el presente artículo serán las vigentes en el último mes de cargo anterior a la incorporación de los afiliados".
"ARTÍCULO 109. (Derecho de traspaso a otra Administradora).- Todo afiliado que cumpla las normas del artículo siguiente tiene derecho a cambiar de Administradora, para lo cual deberá comparecer personalmente a manifestar su voluntad en ese sentido ante la Administradora a la cual desea incorporarse. El cambio tendrá efecto a partir del segundo mes siguiente al de la solicitud y estará sujeto a lo que dispongan las normas reglamentarias".
"ARTÍCULO 110. (Condiciones para el traspaso).- El derecho al traspaso por parte del afiliado se limitará a dos veces por año calendario y se podrá realizar siempre que se registraren, al menos, seis meses de aportes en la entidad que se abandona. En caso de que el afiliado hubiere sido asignado de oficio, según lo establecido en el artículo 108 de la presente ley, tendrá derecho al traspaso también antes de transcurridos esos seis meses cuando, con posterioridad a su afiliación, la Administradora hubiere incrementado la comisión de administración".
Artículo 17. (Reingreso a la actividad de jubilados por ahorro individual).- Aquellos afiliados que se encontraren percibiendo una jubilación común o por edad avanzada (artículos 18 y 20 de la Ley Nº 16.713, de 3 de setiembre de 1995) por el régimen de ahorro individual obligatorio, y reingresaren a trabajar en actividades amparadas por el Banco de Previsión Social, quedarán eximidos de efectuar aportes personales a aquel régimen. Los aportes jubilatorios por la nueva actividad se realizarán, exclusivamente, al régimen de solidaridad intergeneracional administrado por el Banco de Previsión Social.
El desempeño de dicha actividad de reingreso será compatible con las prestaciones jubilatorias por ahorro individual referidas en el inciso anterior.
Artículo 18. (Reingreso a la actividad de afiliados amparados al artículo 52 de la Ley Nº 16.713, de 3 de setiembre de 1995).- El reingreso a actividades amparadas por el Banco de Previsión Social por parte de afiliados que, habiendo quedado comprendidos en el artículo 52 de la Ley Nº 16.713, de 3 de setiembre de 1995, hubieren ejercitado la opción allí prevista, determinará la reapertura de la cuenta de ahorro individual en la respectiva Administradora de Fondos de Ahorro Previsional, cuando corresponda, en los plazos, forma y condiciones que determine la reglamentación.
En estos casos, el afiliado podrá acreditar en su cuenta de ahorro individual, en calidad de depósito voluntario, la suma oportunamente recibida o transferida a una empresa aseguradora.
Artículo 19. (Subfondos del Fondo de Ahorro Previsional).- El Fondo de Ahorro Previsional a que refiere el artículo 95 de la Ley Nº 16.713, de 3 de setiembre de 1995, estará compuesto de dos subfondos, denominados Subfondo de Acumulación y Subfondo de Retiro.
Los aportes destinados a dicho Fondo de Ahorro Previsional se verterán exclusivamente en el Subfondo de Acumulación hasta que el afiliado cumpla cincuenta y cinco años de edad, momento a partir del cual el saldo acumulado en su cuenta de ahorro individual será transferido al Subfondo de Retiro de la siguiente manera:
1) 1/5 (un quinto) del saldo de la cuenta de ahorro individual, al cumplir los cincuenta y cinco años de edad;
2) 1/4 (un cuarto) del saldo existente en el Subfondo de Acumulación, al cumplir los cincuenta y seis años de edad;
3) 1/3 (un tercio) del saldo existente en el Subfondo de Acumulación, al cumplir los cincuenta y siete años de edad;
4) 1/2 (un medio) del saldo existente en el Subfondo de Acumulación, al cumplir los cincuenta y ocho años de edad;
5) la totalidad del saldo restante en el Subfondo de Acumulación, al cumplir los cincuenta y nueve años de edad.
A partir del momento en que, conforme al inciso anterior, corresponda incorporar al afiliado al Subfondo de Retiro, los respectivos recursos previstos en los literales A) a F) del artículo 45 de la Ley Nº 16.713, de 3 de setiembre de 1995, se volcarán en dicho Subfondo.
Las sumas vertidas en el Subfondo de Retiro no podrán retornar ni transferirse al Subfondo de Acumulación.
En caso de traspaso a otra Administradora, se respetará, en la entidad de destino, la distribución que tenía el saldo de la cuenta de ahorro individual en cada subfondo de la Administradora que se abandona, sin perjuicio de la aplicación de las demás previsiones del presente artículo.
En el caso de quienes superaren los cincuenta y cinco años de edad a la fecha de entrada en vigencia de la presente ley, la transferencia al Subfondo de Retiro establecida en el inciso segundo tendrá lugar en dicha fecha, en la cuota parte que les correspondiere conforme a los distintos numerales de ese inciso, rigiéndoles también, a partir de entonces, las restantes previsiones de este artículo.
Artículo 20. (Información sobre los subfondos).- Las Administradoras deberán:
1) incorporar, entre la información al público a que refiere el artículo 99 de la Ley Nº 16.713, de 3 de setiembre de 1995, el valor y la composición de la cartera de inversiones de cada uno de los subfondos que integran el Fondo de Ahorro Previsional;
2) incluir entre los datos a brindar conforme al artículo 100 de dicha ley, la identificación del o de los subfondos a que el afiliado hubiese estado incorporado en el período informado, la rentabilidad de los mismos y la rentabilidad promedio del régimen correspondiente a cada uno de dichos subfondos;
3) identificar contablemente para cada uno de los subfondos, la registración de los movimientos a que refiere el inciso primero del artículo 101 de la Ley Nº 16.713, de 3 de setiembre de 1995.
Artículo 21. (Tasas de rentabilidad de los subfondos).- Modificase el artículo 116 de la Ley Nº 16.713, de 3 de setiembre de 1995, en la redacción dada por el artículo 1º de la Ley Nº 18.673, de 23 de julio de 2010, el que quedará redactado de la siguiente manera:
"ARTÍCULO 116. (Tasas de Rentabilidad de los Subfondos).- La tasa de rentabilidad nominal anual de los Subfondos de Acumulación y de Retiro se calcula anualizando en forma compuesta la variación durante los últimos treinta y seis meses del valor de la Unidad Reajustable, acumulada a la tasa de rentabilidad real de cada subfondo.
La tasa de rentabilidad real mensual de los Subfondos de Acumulación y de Retiro es el porcentaje de variación mensual experimentado por los mismos, medido en Unidades Reajustables, excluyendo los ingresos por aportes y traspasos entre Administradoras, así como los traspasos desde y hacia los Subfondos de Fluctuación de Rentabilidad, las deducciones mencionadas en el artículo 114 de la presente ley y los traspasos del Subfondo de Acumulación al de Retiro.
La tasa de rentabilidad real anual de los Subfondos de Acumulación y de Retiro se calcula anualizando en forma compuesta la acumulación de las tasas de rentabilidad reales mensuales de los últimos treinta y seis meses.
El cálculo de estas tasas y de todos los índices que de ellas se deriven se realizará mensualmente".
Artículo 22. (Rentabilidades del régimen. Modificación).-Modifícase el artículo 117 de la Ley Nº 16.713, de 3 de setiembre de 1995, el que quedará redactado de la siguiente manera:
"ARTÍCULO 117. (Rentabilidades del régimen).- Las tasas de rentabilidad nominal y real promedio del régimen se calcularán separadamente para cada subfondo. Las mismas se determinarán calculando el promedio ponderado de las tasas de rentabilidad de cada subfondo, según el mecanismo que fijen las normas reglamentarias.
Las Administradoras serán responsables de que las tasas de rentabilidad real de los respectivos subfondos, no sean inferiores a las tasas de rentabilidad real mínima anual del régimen de cada subfondo, las que se determinarán en forma mensual.
La tasa de rentabilidad real mínima anual promedio del régimen se determinará para cada uno de los subfondos siendo, en ambos casos, la menor entre el 2% (dos por ciento) anual y la tasa de rentabilidad real promedio del régimen de cada subfondo, menos dos puntos porcentuales.
Sin perjuicio de lo establecido en el inciso anterior, en el caso de que un Subfondo de Retiro cuente con menos de treinta y seis meses de funcionamiento, las Administradoras serán responsables de que la rentabilidad real anualizada del mismo para el período equivalente a los meses de funcionamiento del Subfondo, no sea inferior a: la menor entre el 2% (dos por ciento) anual y la tasa de rentabilidad real promedio del régimen de cada subfondo menos cuatro puntos porcentuales para el período equivalente a los meses de funcionamiento del subfondo.
Los requisitos de rentabilidad mínima no serán de aplicación a las Administradoras que cuenten con menos de doce meses de funcionamiento".
Artículo 23. (Subfondos del Fondo de Fluctuación de Rentabilidad).- El Fondo de Fluctuación a que refiere el artículo 118 de la Ley Nº 16.713, de 3 de setiembre de 1995, estará compuesto de dos subfondos, uno de ellos como parte del Subfondo de Acumulación y el otro como parte del Subfondo de Retiro.
Dichos Subfondos de Fluctuación de Rentabilidad se integrarán según lo dispuesto en el artículo 119 de la Ley Nº 16.713, de 3 de setiembre de 1995, en la redacción dada por el artículo 58 de la Ley Nº 17.243, de 29 de junio de 2000. Sin perjuicio de que el traspaso de saldos desde el Subfondo de Acumulación al de Retiro, en aplicación de lo dispuesto en la presente ley, conllevará un traspaso del Subfondo de Fluctuación correspondiente al Subfondo de Acumulación hacia el correspondiente al Subfondo de Retiro por la cuotaparte correspondiente a la participación de los importes traspasados sobre el total del Subfondo de Acumulación.
Artículo 24. (Ajuste de referencias).- Las referencias de los artículos 119 y 120 de la Ley Nº 16.713, de 3 de setiembre de 1995, al Fondo de Fluctuación de Rentabilidad, el primero en la redacción dada por el artículo 58 de la Ley Nº 17.243, de 29 de junio de 2000, deberán entenderse hechas a los respectivos Subfondos de Fluctuación integrantes de los Subfondos de Acumulación y de Retiro. Así como las referencias al Fondo de Ahorro Previsional deberán entenderse hechas a los respectivos Subfondos de Acumulación y de Retiro.
Las referencias al Fondo de Ahorro Previsional efectuadas por el inciso segundo del artículo 121 de la Ley Nº 16.713, de 3 de setiembre de 1995, en la redacción dada por el artículo 54 de la Ley Nº 17.243, de 29 de junio de 2000, y en el inciso segundo, con todos sus literales, del artículo 123 de la Ley Nº 16.713, de 3 de setiembre de 1995, en la redacción dada por el artículo 2º de la Ley Nº 18.673 de 23 de julio de 2010, deberán entenderse hechas al Subfondo de Acumulación.
Las referencias del artículo 122 de la Ley Nº 16.713, de 3 de setiembre de 1995, al Fondo de Ahorro Previsional y al Fondo de Fluctuación de Rentabilidad, deberán entenderse hechas a los respectivos Subfondos, y las relativas a la rentabilidad mínima del régimen, deberán entenderse efectuadas a la de cada Subfondo.
Las referencias a las inversiones previstas en el artículo 123 de la Ley Nº 16.713, de 3 de setiembre de 1995, y modificativas, contenidas en las Leyes Nº 17.437, de 20 de diciembre de 2001, Nº 17.738, de 7 de enero de 2004 y Nº 18.396, de 24 de octubre de 2008, y sus respectivas modificativas, deberán entenderse efectuadas a las inversiones correspondientes al Subfondo de Acumulación creado por la presente ley.
Artículo 25. (Inversiones de las AFAPs. Modificación).- Modifícase el inciso cuarto del artículo 123 de la Ley Nº 16.713, de 3 de setiembre de 1995, en la redacción dada por el artículo 2º de la Ley Nº 18.673, de 23 de julio de 2010, el que quedará redactado de la siguiente manera:
"La suma de las inversiones mencionadas en el conjunto de los literales A) a F) del inciso segundo del presente artículo que estén denominadas en moneda extranjera, no podrá exceder del 35% (treinta y cinco por ciento) del activo del Subfondo de Acumulación".
Artículo 26. (Inversiones de las AFAPs. Subfondo de Retiro).-Agréganse, entre el penúltimo y el último inciso del artículo 123 de la Ley Nº 16.713, de 3 de setiembre de 1995, en la redacción dada por el artículo 2º de la Ley Nº 18.673, de 23 de julio de 2010, los siguientes:
"Las Administradoras podrán invertir los recursos del Subfondo de Retiro en:
G) Valores emitidos por el Estado uruguayo e instrumentos de regulación monetaria emitidos por el Banco Central del Uruguay, hasta el 90% (noventa por ciento) del activo del Subfondo de Retiro y con un plazo residual de hasta cinco años.
H) Depósitos a plazo en moneda nacional o extranjera que se realicen en las instituciones de intermediación financiera instaladas en el país, autorizadas a captar depósitos, hasta el 30% (treinta por ciento) del activo del Subfondo de Retiro, y con un plazo residual de hasta cinco años.
I) Valores de renta fija emitidos por organismos internacionales de crédito o por gobiernos extranjeros de muy alta calificación crediticia, con las limitaciones y condiciones que establezca la Superintendencia de Servicios Financieros del Banco Central del Uruguay, hasta un 20% (veinte por ciento) del activo del Subfondo de Retiro y con un plazo residual de hasta cinco años.
J) Instrumentos financieros emitidos por instituciones uruguayas que tengan por objeto la cobertura de riesgos financieros del Subfondo de Retiro, con las limitaciones y condiciones que establezca la Superintendencia de Servicios Financieros del Banco Central del Uruguay, hasta un 10% (diez por ciento) del activo de dicho Subfondo.
K) Colocaciones en préstamos personales a afiliados y beneficiarios del sistema de seguridad social, hasta dos años de plazo y tasa de interés no inferior a la evolución del Índice Medio de Salarios en los últimos doce meses, más cinco puntos porcentuales. El máximo del préstamo en estas condiciones no podrá superar los seis salarios de actividad o pasividad. Tales préstamos serán concedidos a través de instituciones públicas que la Administradora seleccione a tal efecto quienes deberán garantizar el cumplimiento de las obligaciones asumidas por los prestatarios. El importe a prestar no excederá el 5% (cinco por ciento) del activo del Subfondo de Retiro.
La suma de las inversiones mencionadas en el conjunto de los literales G), H), I), J) y K) que están denominadas en moneda extranjera, no podrá exceder del 15% (quince por ciento) del activo del Subfondo de Retiro".
Artículo 27. (Disponibilidad transitoria. Modificación).-Modifícase el inciso cuarto del artículo 125 de la Ley Nº 16.713, de 3 de setiembre de 1995, el que quedará redactado de la siguiente manera:
"La suma de las disponibilidades transitorias y de las inversiones permanentes mencionadas en los literales C) y E) del inciso segundo del artículo 123 de la presente ley, tratándose del Subfondo de Acumulación, y en los literales H) y J) del penúltimo inciso de dicho artículo, en el caso del Subfondo de Retiro, no podrá exceder, en una sola institución financiera, el 15% (quince por ciento) del valor total del correspondiente Subfondo".
Artículo 28. (Financiamiento).- Los gastos que la aplicación de la presente ley generare al Banco de Previsión Social, serán atendidos por Rentas Generales, si fuere necesario.
Artículo 29. (Reglamentación).- El Poder Ejecutivo reglamentará las disposiciones de la presente ley en un plazo de noventa días siguientes a la fecha de su promulgación.
Artículo 30. (Vigencia).- La presente ley entrará en vigencia el primer día del mes siguiente al del cumplimiento de los noventa días de su promulgación, salvo para la instrumentación de los Subfondos del Fondo de Ahorro Previsional los que entrarán en vigencia el primer día del mes siguiente del cumplimiento de los doscientos setenta días de su promulgación.
Sala de Sesiones de la Cámara de Representantes, en Montevideo, a 23 de octubre de 2013.
GERMÁN CARDOSO,
Presidente.
José Pedro Montero,
Secretario.
MINISTERIO DE TRABAJO Y SEGURIDAD SOCIAL
MINISTERIO DEL INTERIOR
MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES
MINISTERIO DE ECONOMÍA Y FINANZAS
MINISTERIO DE DEFENSA NACIONAL
MINISTERIO DE EDUCACIÓN Y CULTURA
MINISTERIO DE TRANSPORTE Y OBRAS PÚBLICAS
MINISTERIO DE INDUSTRIA, ENERGÍA Y MINERÍA
MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA
MINISTERIO DE GANADERÍA, AGRICULTURA Y PESCA
MINISTERIO DE TURISMO Y DEPORTE
MINISTERIO DE VIVIENDA, ORDENAMIENTO TERRITORIAL Y MEDIO AMBIENTE
MINISTERIO DE DESARROLLO SOCIAL
Montevideo, 1º de noviembre de 2013.
Cúmplase, acúsese recibo, comuníquese, publíquese e insértese en el Registro Nacional de Leyes y Decretos, la Ley por la que se modifica el Régimen de Ahorro Individual Jubilatorio.
JOSÉ MUJICA.
EDUARDO BRENTA.
EDUARDO BONOMI.
LUIS ALMAGRO.
FERNANDO LORENZO.
ELEUTERIO FERNÁNDEZ HUIDOBRO.
OSCAR GÓMEZ.
ENRIQUE PINTADO.
ROBERTO KREIMERMAN.
SUSANA MUÑIZ.
TABARÉ AGUERRE.
LILIAM KECHICHIAN.
FRANCISCO BELTRAME.
DANIEL OLESKER